Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Investigacion judicial a una asociación médica que ofrece tratamientos dudosos a pacientes terminales

Dos juzgados de Madrid y Zaragoza investigan las actividades de una asociación médica que, previo diagnóstico mediante una mínima muestra de sangre, ofrece tratamientos obsoletos, de dudosa efectividad e incluso tóxicos, ya que uno de los preparados contiene arsénico, según un informe de la universidad de Zaragoza. Esta asociación atiende a los pacientes, en su mayoría terminales, a través de médicos volantes, en Murcia, Zaragoza, Vigo, Barcelona, Córdoba y Bilbao, cobrándoles entre 25.000 y 30.000 pesetas por consulta, sin extender recibo. Sanidad ha abierto dos expedientes sancionadores por elaboración de especialidades sin registrar y fabricación de productos farmacéuticos en instalaciones sin autorización.

La Unión de Consumidores de Aragón (UCA) ha cursado la denuncia ante el Juzgado de Instrucción número 5 de Zaragoza contra la asociación Inaodyt (Instituto Auxiliar de Orientación, Diagnóstico y Terapeutica) radicada en Madrid, por "la práctica médica sumamente peligrosa, a la vista de un informe de la universidad de Zaragoza, que está ocasionando daños a los pacientes", según declaró el abogado de la acusación, José Antonio Visús. Algunos de estos pacientes han declarado a la UCA y al abogado de la acusación que se sienten engañados. En algunos casos han podido recuperar el dinero pagado, "pero, sin embargo, no se deciden a testificar ante el juez en el período de diligencias", opina Visús. Según fuentes del Ministerio de Sanidad y Consumo, el titular del Juzgado de Instrucción número 28 de Madrid, que visitó la sede madrileña de la asociación, decidió después que había motivos para abrir una investigación judicial.Inaodyt anuncia extender su actuación en Badajoz, Lisboa, Las Palmas, Santa Cruz de Tenerife, Londres, París, Roma, Buenos Aires, Montevideo y Caracas. La actuación podría constituir "un delito fiscal", al cobrar sin recibo. Se estima que la recaudación en Zaragoza ha sido de tres a cinco millones de pesetas por día de consulta. La excusa que se da a los pacientes para no entregarles ningún recibo es que "aún no están reconocidos", según algunos testimonios.

La UCA ha denunciado también el caso a la Diputación General de Aragón (DGA), cuyo Departamento de Sanidad ha comunicado a los consumidores que Inaodyt, respondió con evasivas y sin aclarar sus actividades cuando se pidió información para realizar una inspección sanitaria. La DGA comunicó los hechos al Instituto Nacional de Consumo y al fiscal jefe de la Audiencia Territorial de Zaragoza.

Concertada la cita, los pacientes acuden al hotel de turno, donde se pasa consulta, previo pago de hasta 30.000 pesetas. Se le extrae al paciente una gota de sangre del lóbulo de la oreja y en cinco minutos le adivinan la enfermedad que tiene.

Se trata del llamado examen bio-hematológico como medio de diagnóstico fundamental, a través del cual el médico colaborador .está en condiciones de explicar los motivos de cualquier proceso padecido por cualquier persona, presente o ausente, y a cualquier distancia, sin necesidad de que nadie le diga lo que siente, lo que cree tener ni de qué anda etiquetado", según reza la publicidad.

"Goteados viscosos"

En el examen bio-hematológico se anotan datos clínicos como "camisas de eritrocitos gruesas" o "cristales rosados", en el apartado del aparato excretor, o "cristales cercados" o "goteados viscosos perlados", en el del reproductor.La receta es la misma en todos los casos, el llamado Líquido Fowler- Solución. Este remedio ha sido desarrollado por el doctor Prada Pascual, uno de cuyos descendientes, el abogado Juan Prada Becares, figura como cabeza visible de la asociación en los folletos informativos. El mencionado producto contiene, según un informe del departamento de Farmacología Clínica de la universidad de Zaragoza, anhídrido arsénico, carbonato potásico, alcohol de 90º, alcoholato de melina y agua destilada.

Esta solución se utilizó hace años "como tonificante, al interpretarse erróneamente su acción vasodilatadora y productora de edema facial. En realidad se trata de un efecto tóxico, pero daba la apariencia de corresponderse con aumento de peso y mejoría ,de las anemias". El informe añade que, en la actualidad, el único arsenical que conserva indicación terapéutica se utiliza contra la enfermedad del sueño". Un portavoz de la Dirección General de Farmacia manifestó que incluso se emplea para la conservación de órganos de cadáveres. Otros preparados son la denominada solución vínica, empleada como tonificante vascular, sin efectos comprobados, un desinfectante a base de limón, eucalipto y esencia de trementina, considerado obsoleto por el informe, y una solución de magnesio cuya administración indiscriminada desaconsejan los farmacólogos de la universidad de Zaragoza.

Prada Becares rehusó hacer ningún comentario sobre el contenido de los remedios que usan y sobre la denuncia de la UCA, negándose a facilitar algún contacto con un médico de la asociación y repitiendo: "Nosotros, como profesionales, no podemos hacernos publicidad. Llevamos 33 años, y ahora no nos van a sacar los trapos", aseguró. "Ayudamos a enfermos terminales".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 24 de noviembre de 1989

Más información

  • Sanidad le ha abierto dos expedientes sancionadores