Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El SIDA devasta a la infancia en todo el continente africano

Un nuevo informe sobre la expansion del Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA) en el mundo subraya el peligro que representa para la infancia, aunque se carece de estadísticas que indiquen cuantos niños sufren la enfermedad o han fallecido de la misma.Jon Tinker, presidente del Instituto Panos, manifestó el miércoles en Londres al presentar el informe de este organismo de carácter independien.te que trabaja para potenciar el desarrollo, que el SIDA estaba afectando especialmente a la infancia en Africa. La mayor parte de los niños que tienen el síndroine han sido infectados por sus madres durante el embarazo.

La Organización Munidial de la Salud (OMS) calcula que para 1992 al menos un cuarto de millón de pequeños africanos habrán contraído el SIDA transmitido por sus madres, y teine que la cifra sea mucho mayor. Sólo en Estados Unidos, entre 1.500 y 2.000 niños se hallan en ese caso.

En la zona de Karígera (Tanzanía) se calcula que hay, 7.000 huérfanos debido a la muerte de sus padres por el SIDA, y las elras no cesan de crecer en todo el continente africano. Cada día es más evidente que la mujer es mucho más propensa que el hombre a ser víctima de este síndrome originado por el Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH), lo que hace que se pueda hablar de una enfermedad de la familia.

Tinker subraya que "no tiene sentido ya hablar del 51DA como de una enfermedad que afecta primordialmente a ciertos colectivos de especial riesgo; la propagación se produce crecientemente por vía heterosexual". Aunque la mayor vía de contagio es la de madre a hijo en el embarazo, sólo de un 25 a un 50% de los hijos de madres inféctadas desarrollan el SIDA.

No es fácil diagnosticar el mal en el niño porque la causa inmediata del fallecimiento puede ser neumonía, meningitis, o cualquier otra enfermedad corriente en Africa, lo que enmascara el número real de muertes. Según la OMS, el 25% de los niños de madres afectadas se contagiarán en el primer año de vida, 20%, en el segundo, y 15% en el tercero.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 24 de noviembre de 1989