Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Praga, escenario de la mayor protesta política desde 1968

Las calles del centro de Praga se convirtieron ayer en el escenario de la mayor manifestación de protesta contra el que se recuerda en la capital checoslovaca desde los tumultuosos días que siguieiron a la invasión del Pacto de Varsovia, en el verano de 1968, que puso fin al período de liberalización política conocido como primavera de Praga. Alrededor de 50.000 personas pidieron libertad y democracia, así como la dimisión del dirigente comunista checoslovaco Miklos Jakes y apoyaron la perestroika de Gorbachov.

En un momento de la concentración, la policía cargó contra los manifestantes y posteriormente practicó hasta un centenar de detenciones. Casi todos los concentrados eran estudiantes, que acudieron a la manifestación a requerimiento del Comité de Estudiantes Independientes en 16 facultades y en conmemoración del 50º aniversario de la sublevación de 1939 contra los nazis.El grito fue el de "Iibertad" y habla sido autorizado por el Gobierno. Sin embargo, desde los primeros momentos la concentración se transformó en una giganiesca protesta contra el que se prolongó por espacie de una hora sin que interviniera la policía. Luego lo hizo y utilizó para reprimir porras y otro material antidisturbio, según Reuter.

Los manifestantes reclamaban el final del monopolio comunista y, elecciones libres y pedían la dimisión del líder checoslovaco Milos Jakes.

Un grupo de manifestantes enarbolaba un retrato de Gorbachov, con la frase. "¿Cuando, si no es ahora?". Mientras que se impedía hablar a un representante de las Juventudes Comunistas, los oradores independientes fueron aclamados.

En los Últimos seis meses, las manifestaciones en demanda de reformas políticas y económicas en Checoslovaquia habían reunido corno cifra récord a 10.000 personas. Ayer, miles de ciudadanos de Praga se unieron a los estudíantes que conmemoraban la sublevación del 17 de noviembre de 1939 cuando los nazis penetraren en el reciento universitario de la capital para reprimir a tiros y con la deportación a campos de concentración una serie de protestas.

La lucha continúa

"No podíamos conmemorar silenciosamente este acontecimiento. llemos venido aquí en un buen momento", dijo el representante de los estudiantes Martin Klima a la muchedumbre. "Los estudiantes universitarios luchamos y lucharemos otra vez contra la injusticia totalitaria". La manifestacíón había sido autorizada porque eri ella partidiapabal., las Juventudes Comunistas, aunque se les írnp:[,dió hablar, si bien el Gobierrio sabía que algunas organizacíones independientes habían, tomado parte en la preparación de la manifestación.

Los manifestantes, a su paso por la Facultad de Medicina de la universidad Carlos, aclamaron al movimiento de derechos humanos checoslovaco Carta 77, gritaron "¡Larga vida a Havel' [por el escrítor Vaclav Havel, uno de los fundadores de la Carta y figura de la disidencia.

El matemático Miroslav Katetov, que particípó en la sublevación universitaria de 1939, afirmó ante la muchedumbre que había, sido destituido de su cargo de catedrático por su apoyo a la primavera de Praga. Añadió que "es necesario un diálogo con las autoridades porque es la úníca, oportunidad para que Checoslovaquia entre en el siglo XXI como un país avanzado". Los manifestantes fueron al cementerio de Vysehrad donde reposan varios héroes nacionales, por una ruta distinta a la prevista después de haberlo negociado con las autoridades.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 18 de noviembre de 1989

Más información

  • Decenas de miles de manifestantes piden libertad, democracia y el cese de Jakes