Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CIENCIA

Jefes de Estado y ministros de 17 países asisten a la inauguracion del acelerador de partículas europeo

Ginebra ENVIADA ESPECIAL

El físico italiano Carlo Rubbia, premio Nobel de Física, dio ayer una lección básica sobre física de partículas a los jefes de Estado y ministros representantes de 17 países en la inauguración oficial del mayor acelerador de partículas del mundo, el LEP, situado en la frontera franco-suiza, junto a la ciudad de Ginebra. El rey Carlos Gustavo de Suecia, los presidentes de Francia y Suiza, el ministro de Energía Nuclear de la URSS y el ministro español Javier Solana figuraron entre los jefes de delegación que compartieron la mesa presidencial con Rubbia.

Además de los 14 países europeos miembros del Laboratorio Europeo de Física de Partículas (CERN) y Finlandia enviaron representantes oficiales la URSS y Estados Unidos, como muestra del interés que despierta la nueva máquina en la comunidad científica internacional.Durante el acto se utilizaron efectos audiovisuales para intentar convertir una ceremonia protocolaria en un acto ilustrativo. Una gran nave situada junto a uno de los pozos de acceso al LEP, que consiste en un túnel circular de 27 kilómetros de largo a caballo entre los territorios francés y suizo, fue habilitada para acoger a los más de 2.000 invitados procedentes en su mayoría de los países europeos miembros del CERN.

Tras la entrega de la llave del LEP -en forma de tarjeta magnética- por el director del proyecto, Emilio Picasso, a Rubbia, los jefes de delegación estamparon una firma electrónica en el documento de inauguración, que se reprodujo en pantallas gigantes de vídeo. Al final, un espectáculo de luz y sonido recreó sobre una pantalla circular que rodeaba el recinto el rápido viaje de electrones y sus antipartículas (positrones), en sentido contrario, por el túnel subterráneo hasta chocar y dar lugar a nuevas partículas de efímera vida que estudian los 5.000 científicos que utilizan habitualmente las instalaciones del CERN. Con ello pretenden ahondar en los elementos y fuerzas básicas del universo, desde su creación hace 15.000 millones de años.

"Se trata de un acontecimiento científico de primera magnitud", afirmó ayer tras la ceremonia Solana, que estuvo acompañado de físicos españoles que trabajan en los detectores instalados en el LEP, representantes del Ministerio de Industria y Energía y de empresas que han construido partes importantes del acelerador. España participa actualmente en los gastos del CERN con un 7% del presupuesto total y obtiene un retorno industrial "satisfáctorio", según el ministro, además del valor añadido científico y técnico. Desde que reingresó en el CERN en 1982, el Gobierno español ha aportado 3.800 millones de pesetas. [España ha firmado una acuerdo para desarrollar un prototipo de imán superconductor en el que participa el consorcio formado por las empresas Abengoa, Cenemesa, Indar, SA, Canzler Ibérica y Auxiliar de Electromagnético (AME), según informa Efe].

Segunda fase

En su discurso, el director general del CERN, Carlo Rubbia, recordó que en los pocos meses que lleva el LEP en funcionamiento se ha realizado ya al menos un descubrimiento trascendente, la limitación a tres del número de familias de las partículas elementales de la materia. Rubbia no se refirió a la carrera por anunciar este descubrimiento que enfrenta desde el pasado mes de octubre al LEP con el acelerador lineal de Stanford, donde también se han realizado medidas del bosón Z que han permitido establecer esta limitación, pero comentó favorablemente el funcionamiento de este acelerador estadounidense.El director general del CERN aprovechó igualmente para pedir a los Estados miembros que apoyen la segunda fase del LEP, un colisionador de hadrones que discurriría por el mismo túnel.

También resaltó que desde hace un año el número de fisicos de altas energías de Estados Unidos que acuden a Europa ha superado al de físicos europeos que van a Estados Unidos a investigar. Un 20% de los físicos que utilizan habitualmente el CERN proceden de países no europeos. El rey Carlos Gustavo de Suecia recordó cómo había entregado hace cinco años a Rubbia y Simon van der Meer el premio Nobel de Física por su descubrimiento de los bosones WZ en otro acelerador del CERN.

Éxito

Por su parte, el presidente francés, François Mitterrand, afirmó que las investigaciones que se llevan a cabo en el LEP sobre la estructura microscópica de la materia contribuyen a nuestro conocimiento de la historia del mundo. Resaltó también Mitterrand que el CERN, el primer organismo internacional que Europa creó para la investigación, se ha revelado un éxito y un modelo para otros posteriores, como la Agencia Europea del Espacio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 14 de noviembre de 1989