Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una pintura de Willem de Kooning, vendida por 2.400 millones de pesetas

La venta supera el récord por la obra de un artista vivo

Una pintura expresionista abstracta de 1955 titulada Interchange (Intercambio), del pintor de origen holandés nacionalizado norteamericano Willem de Kooning, alcanzó el precio récord de 20,6 millones de dólares (unos 2.400 millones de pesetas) en una subasta realizada en Sotheby's de Nueva York el pasado miércoles. Hace exactamente un año, un cuadro de Jasper Johns, False start, superó todos los récords pagados por la obra de un artista vivo, con 17 millones de dólares. De Kooning, de 85 años, fue declarado hace dos meses "incapaz" para administrar sus bienes.

MÁS INFORMACIÓN

Interchange ha sido comprado por el coleccionista japonés Shigeki Kameyama, que pujó por teléfono y puso así el punto final a una subasta que comenzó con una oferta de seis millones de dólares. Interchange perteneció a Edgard Kalafman, un historiador de arquitectura estadounidense que falleció en julio pasado, y su precio de salida fue de 3.630.000 dólares. Fue otro cuadro de De Kooning, también perteneciente a Kaufman, el que alcanzó los 3.520.000 dólares. Una pintura sin título de 1976, que: quedó en manos del marchante suizo Thomas Ammann.A sus 85 años, De Kooning vive recluido en su casa-taller de Pine-Barrens, en Nueva York. Sufre el mal de Alzheimer y necesita la constante ayuda de sus enfermeras para trasladarse, comer, afeitarse y realizar casi todas las funciones vitales. Habla con gran dificultad y sólo ve a sus más íntimos amigos. Fundador del movimiento abstracto expresionista, está considerado como uno de los mayores artistas norteamericanos vivos.

Hace unos meses, su hija Lisa, de 33 años, y el abogado del artista, Robert C. Meade, lograron una sentencia a su favor para administrar sus bienes y propiedades -entre los que se encuentra la colección privada del artista-, calculados en alrededor de 1.000 inillones de dólares. La repercusión de este pleito en la Prensa mundial puede haber influido en la consideración de la obra de De Kooning. La incapacidad del artista, que podría dar a la obra en el mercado el prematuro carácter de obra vital concluida, suele ser en un caso como éste un resorte que eleva incontrolablemente los precios de la obra de un pintor.

A pesar de su enfermedad, algunos allegados al pintor han manifestado a la Prensa que De Kooning está pintando ahora los mejores cuadros de su carrera, aunque hasta ahora ninguna de esas obras ha salido al mercado ni ha sido vista por nadie que no haya visitado su estudio, lo que ha sido contemplado por algunos como una maniobra mercantil.

Sin embargo, no es la primera vez que De Kooning logra este récord. En 1983, su pintura Two women se vendió por 1,2 millones de dólares, que no sólo superó el precio hasta entonces pagado por la obra de un pintor vivo, sino que fue la primera vez que se pagó más de un millón de dólares por la obra de un pintor desde el final de la Segunda Guerra Mundial.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 10 de noviembre de 1989