Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Tribuna:

El suspense que no falte

Si el argumento de Cristóbal Colón, por conocido, limita considerablemente el suspense, éste va estar igualmente presente en el estreno de hoy. Se encarga de ponerlo la sociedad estatal que gestiona los fastos conmemorativos. Suspense en primer lugar sobre la cifra invertida: Luis Yáñez, secretario de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica y a la vez presidente de la Comisión del Quinto Centenario, dijo en la conferencia de prensa de presentación que el presupuesto del espectáculo se situaba entre los 150 y los 180 millones de pesetas, millón arriba, millón abajo. Se nota que no son de nadie, es decir que son de todos. No mucho más preciso estuvo Feliciano Fuster, presidente de la empresa pública ENDESA, quien no supo dar cifra alguna.No acaban ahí las incógnitas. El tiempo de duración de la obra es, por el momento, un misterio cuasi policiaco. En la partitura se lee que el tiempo aproximado de duración de la música es de dos horas y diez minutos. Sin embargo, el dossier informativo remitido por la sociedad estatal explica que la duración global del espectáculo es de dos horas y quince minutos, entreacto incluido, que suele ser de 25 minutos. Si la restas no fallan, el asunto se queda de esta forma en una hora y 50 minutos: se han perdido por el camino unos 20 minutos.

La cosa no acaba ahí. El timing facilitado por el teatro dice textualmente que el primer acto durará 45 minutos, tras de lo cual habrá una pausa de 25, a la que seguirá un segundo acto de 35 minutos. Si esta vez son las sumas las que no fallan, la música de Cristóbal Colón dura 80 minutos, es decir una hora y 20 minutos, con lo cual se han perdido compases por valor de media hora respecto de la segunda información facilitada y por valor de 50 si nos atenemos a la partitura. ¿Quién se ha quedado con el botín musical?

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 24 de septiembre de 1989