Reportaje:LA SANIDAD ESTIVAL

Al hospital, volando

La precaria asistencia hospitalaria con que cuenta la Costa del Sol, una zona turística que en temporada alta alberga un millón de personas, y sus problemas de traslados por carretera, la han convertido en el enclave ideal para una experiencia única: una empresa de helicópteros sanitarios que asegura, por una cuota anual, el traslado urgente de heridos a Málaga. La empresa, radicada en Marbella, ya cuenta con 13.000 abonados, en su mayor parte residentes extranjeros de edad avanzada.La Costa del Sol sólo dispone de una clínica en Marbella, concertada con el Servicio Andaluz de Salud (SAS), que ofrece asistencia hospitalaria, pero el servicio que presta es insuficiente y ha generado, por su baja calidad, numerosas protestas ciudadanas y de los propios trabajadores del centro. El Ayuntamiento de Marbella presentó en junio una denuncia en el juzgado por entender que el estado de la clínica suponía un peligro para la salud pública.

Más información
Urgencias de alcohol y accidentes

La única solución en caso de enfermedad grave o de accidente de circulación es iniciar un incierto peregrinaje a la capital, para ser atendido en sus hospitales públicos. Estos traslados a través de la carretera nacional 340, una de las más peligrosas y colapsadas del país, han dejado muchas vidas en el camino. Trasladar un herido desde Marbella a Málaga (48 kilómetros) puede necesitar hasta una hora y media.

Un estudio demostró, según María José Cañete, propietaria de Helicópteros Sanitarios, que en la zona había un índice de mortalidad superior a la media nacional, ya que se sitúa en el 38,5%, frente al 20% general. En este desfase influían "la falta de asistencia y de tiempo en los traslados", según Cañete. El helicóptero sanitario garantiza -por una cuota anual de 5.000 pesetas, o de 12.000 en el caso de una familia con tres miembros- un traslado rápido y seguro, con asistencia médica a bordo y material de cuidados intensivos.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS