_
_
_
_

Visionarios y subversivos

El fiscal del juicio de La Tablada afirma que los procesados se consideraban "salvadores de la patria"

En la primera sesión del juicio oral y público por el ataque terrorista de La Tablada, el fiscal intentó demostrar que el Movimiento Todos por la Patria (MTP), a quien se atribuye la responsabilidad de la acción, evolucionó de grupo político con base pluralista hacia una organización subversiva.

En San Martín, un municipio situado a unos 20 kilómetros del centro de Buenos Aires, la Cámara Federal está situada en una zona industrial, detrás de una fábrica de pistones. El edificio donde se celebra el proceso de La Tablada no parece una sede judicial. Nada que ver con el solemne edificio de los tribunales, en el centro de la capital, donde se celebraron los juicios contra las juntas militares de la dictadura. La sala del juicio, moderna y decorada sin estilo, tiene capacidad para 100 personas y allí se entremezclan familiares de los 20 acusados, periodistas y algún que otro observador destacado, un teniente coronel en uniforme, un policía herido en La Tablada y varios jueces y fiscales famosos por otros procesos.Los acusados, 16 hombres y cuatro mujeres, llaman la atención por su juventud. De ellos 14 tienen menos de 30 años, cinco no llegan a 40 y sólo el sacerdote Juan Antonio Puigjané desentona del grupo con sus 61 años cumplidos. Como si quisiesen dejar claro la verticalidad y la jerarquía entre los 20 acusados del MTP, en primera línea se sientan el cura y Roberto Felicetti, de 35 años, que era uno de los dirigentes del MTP.

En la espera que precede a la llegada de los tres jueces, los acusados parecen relajados, charlan entre ellos y dirigen miradas a sus familiaras. Parece increíble que este grupo de chicos de aspecto inofensivo hubiese entrado el pasado 23 de enero a sangre y fuego en el regimiento de La Tablada y matado allí a reclutas de su misma edad. Durante la lectura de la acusación Sebastián Joaquín Ramos, 20 años, fuma, aunque un cartel advierte en una pared "no fumar". Cuando el fiscal lee los datos personales M benjamín del grupo, Juan Manuel Burgos, 18 años, su abuela y una tía se secan unas lágrimas que se les escapan. Burgos es hijo único de Carlos Alberto Quito Burgos, un periodista muy conocido en Buenos Aires, y de la abogada Marta Fernández, defensora de presos políticos. Desde el día del ataque a La Tablada los dos están prófugos y en paredero desconocido. Se especuló durante bastante tiempo que Quito Burgos podría estar entre los cadáveres todavía no identificados.

Escrito de acusación

Durante más de seis horas, en la primera sesión del juicio, el fiscal, Raúl Plee, lee parte de los 450 folios del escrito de acusación. Se trata de una argumentación política en la que el fiscal trata de demostrar la existencia de una organización, el MTP, que evoluciona de grupo con "neto carácter político" de amplia base pluripartidista, hasta que "degenera en asociación ¡lícita". Para apoyar su argumentación, expone Plee que en la revista del MTP Entre Todos, un mensual abierto a todos, colaboraron en una primera época autores de muy diversa procedencia. Cita el fiscal entre los colaboradores a Carlos Saúl Menem, actual presidente de Argentina y al premio Nóbel de la paz Adolfo Pérez Esquivel.Habla el fiscal de la metamorfosis de los dirigentes del MTP que convierten el grupo en vanguardista, que califica a la democracia de inestable, asegura que el golpe militar es inevitable y había que pararlo y adelantarse. Después expone Plee las diferencias y rupturas en el interior del MTP, cuando algunos sectores rechazan esa nueva concepción vanguardista y "el fanáticamente parcializado análisis de la realidad argentina", la "autoasunción como una vanguardia esclarecida, grupos que se consideran elegidos para salvar al pueblo" como consecuencia de su mesianismo".

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Doble discurso

Como "mojón de proceso" de evolución de lo legal a lo ¡legal, señala el fiscal la entrada al MTP del ex-dirigente guerrillero del Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP), Enrique Gorriarán Merlo. Desde ese momento se inicia un "doble dis-, curso" con una cara legal de defensa de la democracia y al mismo tiempo los preparativos que llevan al ataque terrorista de La Tablada.Por otra parte, en el juicio que se sigue en Venezuela sobre el llamado escándalo Recadi, el nuevo ministro argentino de Economía, Néstor Rapanelli, podría quedar exonerado de los cargos de contrabando y aprovechamiento fraudulento de fondos públicos venezolanos, gracias a las presiones intemacionales y a la movilización diplomática, informa Ludmila Vinogradoff desde Caracas.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_