_
_
_
_

Venecia acoge por primera vez una exposición antológica sobre la obra de Goya

El patronato del Museo del Prado declinó prestar obras de sus fondos

Un grupo de 60 aragoneses asistirá hoy en Venecia a la inauguración oficial de la exposición antológica de Francisco de Goya (1746-1828) en la galería internacional de arte moderno de Ca'Pesaro, un palacio barroco sobre el Gran Canal. El ministro de Cultura, Jorge Semprún, presidirá el comienzo de un protocolo firmado entre el Ayuntamiento de Venecia y la Diputación Provincial y el Ayuntamiento de Zaragoza para la colaboración cultural. La muestra, abierta hasta el 30 de julio, contiene un total de 271 obras y en la misma no ha prestado cuadros el Museo del Prado.

La firma de Goya, con la presentación de una antológica de sus obras por primera vez en Italia, se une en los carteles de la ciudad a las grandes exposiciones, como la reciente Arte italiano. Presencias (1900-1945); la de los impresionistas franceses de la Galería Nacional de Washington, inaugurada ayer, y la del arte de los Tracios, que colocará la próxima semana unos 900 objetos en el palacio Ducal. Los organizadores de esta antológica quieren presentar el Goya pintor y hombre frente al artista-espectáculo dominado por la genialidad.La antológica de Goya es el arranque de un proyecto de colaboración entre los municipios de Venecia y Zaragoza. En la presentación ayer a la prensa internacional, Nereo Laroni, asesor de cultura del Ayuntamiento de Venecia; José Marco, presidente de la Diputación de Zaragoza, y José Manuel Díaz Sancho, consejero de Acción Cultural del Ayuntamiento de Zaragoza, celebraron en sus intervenciones la "comunidad de ciudades y pueblos" como símbolo de la fraternidad europea. El próximo año Venecia producirá para Zaragoza una exposición de pintura italiana del siglo XVIII. El proyecto cultural tiene en 1992 un programa de seis exposiciones en Zaragoza, con Goya en el centro del homenaje.

Estuco veneciano

La antológica del pintor, con 45 pinturas, cinco dibujos, 213 grabados y cinco litografías, ocupa dos plantas del Ca'Pesaro. La autora del montaje, la arquitecta Daniela Ferreti, ha colocado los cuadros sobre un estuco veneciano verde, con objeto de resaltar la fuerza de la pintura goyesca.Según Pablo Rico, director del museo Pablo Gargallo y director técnico de la exposición Goya, se ha querido presentar obras que sirvan para comprender la personalidad del pintor, "no tanto su genialidad sino al hombre pintor, un hombre que vive un tiempo contradictorio y de ajuste entre dos siglos y dos mundos".

Entre las obras expuestas, Pablo Rico destaca el Retrato de Antonio Beyán, descubierto hace dos años y recientemente restaurado en el Prado con destino al museo de Huesca, y las cuatro pechinas de la iglesia de Remolinos (Zaragoza), restauradas por Carlos Barboza y Teresa Grasa, que se pueden ver a corta distancia antes de volver a su lugar original. También llama la atención sobre la pintura religiosa, como el conjunto mural de San Antonio de la Florida, a través del boceto del Instituto Carnegie de Pittsburgh, y la serie de los seis juegos de niños, de la fundación Santa Marca. Entre los retratos, el del niño Manuel Osorio, que figura en la portada del catálogo y en carteles, junto con la Alegoría de la ciudad de Madrid, del Museo Municipal.

La producción de la muestra ha costado 100 millones de pesetas, de los cuales 10 están a cargo de Zaragoza y el resto, de Venecia. Las obras se han asegurado en 18.000 millones de pesetas.

La antológica de Goya no producirá polémicas sobre la autenticidad, como el reciente caso de un presunto falso de Giorgio de Chirico en la muestra de pintura italiana, ya que se ha seguido la autoridad del catálogo de Pierre Gassier, y se le ha consultado en varias ocasiones, aunque no figura en el comité científico de la antológica por motivos de trabajo, según los organizadores.

Trabajo de documentación

También declinó estar en este comité Alfonso Pérez Sánchez, director del Museo del Prado, cuyo patronato decidió no prestar obras de sus fondos. Pérez Sánchez ha declarado que se solicitaron con poco tiempo y que, al coincidir con la exhibición de la muestra Goya y el espíritu de la Ilustración (de la que es comisario) en el Metropolitan de Nueva York, "el Prado no puede vaciar sus salas". Añadió que la antológica de Venecia "no tiene carácter científico", y que se prefiere atender a "propuestas coherentes".Rico dijo ayer que se había realizado en los últimos meses un enorme trabajo de documentación y análisis de unas 160 obras, y confirmó que entre las seis obras preseleccionadas del Prado se pidieron tres de la primera época y no fue atendida la solicitud.

El comité científico está formado por Julián Gallego (que desconocía en Madrid su inclusión, aunque publica un texto en el catálogo), Federico Torralba, Ángel Canellas, José Luis Morales y Pablo Rico, con la colaboración de Ricardo Ramón, Wifredo Rincón y Antonio Fortún.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por los mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_