Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Miles de estudiantes chinos desafían al Gobierno

Miles de estudiantes desobedecieron ayer el edicto puesto en vigor el mismo día por las autoridades chinas para prohibir la celebración de manifestaciones. Los jóvenes volvieron a marchar, por cuarto día consecutivo, desde sus colegios universitarios de Pekín hacia la céntrica plaza de Tiananmen para exigir la rehabilitación del ex dirigente Hu Yaobang, fallecido el pasado sábado. Los medios de comunicación oficiales desencadenaron una oleada de condenas contra estas protestas, que piden una apertura democrática, y las atribuyen a las manipulaciones de "individuos que tienen como objetivo el estimular el caos".

La lluvia fue la causa de que el número de estudiantes que emprendieron ayer la marcha de 15 kilómetros para cubrir la distancia desde la universidad hasta la plaza de Tiananmen fuera menor respecto al de los tres días anteriores. Sin embargo, testigos presenciales relatan que los debates celebrados anoche han marcado un importante giro, ya que los estudiantes han reconocido la necesidad de organizar y estructurar sus protestas. Dicha asamblea denunció a la federación oficial de estudiantes y a la Liga de Juventudes Comunistas por no reflejar sus exigencias y nombró a seis universitarios para que integren un nuevo grupo dirigente, lo que no está legalmente permitido por las autoridades.Esta asamblea se desarrolló a pesar del edicto emitido por las autoridades de Pekín para prohibir la celebración de nuevas manifestaciones, informa Reuter.

"¿Tenemos democracia tras 70 años de lucha?", preguntaba a la multitud uno de los oradores estudiantiles. "¡No!", respondieron a coro los oyentes al subrayar sus peticiones.

La asamblea pidió a dicho comité que coordine el movimiento. "Quizá no podamos lograr un gran cambio en toda la sociedad", declaró uno de los estudiantes que asistía, "pero al menos lograremos un cambio en nuestras universidades: elegir nuestra propia organización y escribir nuestro propio periódico".

Debates

Según testigos presenciales, en la madrugada anterior, estudiantes y profesores pronunciaron discursos y animaron debates ante una multitud de más de 6.000 personas que escucharor! con atención las intervenciones, en su mayoría sentadas tranquilamente, hasta la una de la madrugada (19,00 hora peninsular española), momento en que se pusieron en camino hacia la sede del partido comunista.En sus intervenciones, los portavoces estudiantiles expresaron su disgusto por la actitud de los medios de comunicación, que en sus informaciones se limitaron a describir sus protestas como manifestaciones de duelo tras el fallecimiento del ex secretario general del Partido Comunista Chino (PCCh) Hu Yaobang, de 73 años, y han omitido toda referencia al documento con sus peticiones que entregaron el pasado martes a tres miembros de la Asamblea Naciona.l del Pueblo.

El tono de los comunicados oficiales se endureció ayer con una avalancha de condenas sobre las protestas de estos días -en que llegaron a reunirse unas 40.000 personas en la plaza de Tiananmen-, y que atribuyen a "individuos Ciuyos móviles no tienen que ver con su amor e interés por su pueblo y su país, y cuyo objetivo es el de crear el caos".

Los estudiantes piden, además de la rehabilitación de Flu Yaobang, que se dé una explicación satisfactoria de las razones que motivaron su destitución en enero de 1987 -a raíz de su apoyo a las exigencias democratizadoras de los universitarios-, libertad de Prensa, la publicación de las cuentas financieras de los dirigentes chinos y la cancelación de las restricciones impuestas para la celebración de manifestaciones en Pekín.

El silencio que mantienen las autoridades chinas sobre este documento ha sido interpretado por los estudiantes como una prueba de que el Gobierno no da importancia a sus exigencias.

Demasiado idealistas

Según uno joven pequinés que asistía a distancia a las manifestaciones, la mayor parte de los participantes, tanto en las actuales protestas como en las de 1986 y de comienzos de este año, son "idealistas". "Piden genéricamente democracia y libertad; es demasiado abstracto e inaceptable para el Gobierno", explica. "No tiene sentido, puesto que el Gobierno tiene a la policía y nosotros no tenemos nada, excepto nuestras manos desnudas: tenemos que empezar poco a poco". La tensión fue creciendo a lo largo de la noche entre los manifestantes y la policía. "¿Es usted de la policía secreta", preguntaron algunos estudiantes a un hombre con una cámara fotográfica. Al decirles que no, que es un periodista extranjero, un rápidamente trata de explicar la situación: "Así es como la policía persiguió a la gente tras los incidentes de la plaza de Tiananmen de 1976". Con ello aludió a los acontecimientos en que la carga policial causó numerosos muertos.Los estudiantes han afirmado que sus protestas continuarán hasta el próximo 4 de mayo, fecha en la que se conmemora el 70º aniversario de los protestas radicales de los estudiantes de la universidad de Pekín en 1919, y que gozan de la aprobación de la propaganda oficial.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 21 de abril de 1989

Más información

  • Las autoridades prohíben las protestas en Pekín tras cuatro días de manifestaciones