Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El teatro Tívolí, posible sede del Liceo mientras se realicen las reformas

La dirección del Gran Teatro del Liceo ha entrado en conversaciones con la empresa Balañá, que explota el teatro Tívoli de Barcelona, para estudiar la posibilidad de que esta sala se constituya en la sede provisional del coliseo lírico mientras duren los trabajos de reforma del escenario que deberían realizarse entre mayo y diciembre del próximo año.

Otra alternativa actualmente en estudio por parte de los responsables de la ópera barcelonesa es que las masas estables del teatro emprendan una gira durante el periodo de interrupción de la actividad en el centro de la Rambla. El presidente de la comisión artística del Liceo, Jordi Maluquer, manifestó a este diario que las dos posibilidades hasta ahora barajadas dependerán de la época exacta y de la duración que requieran las reformas del escenario. Añadió,. sin embargo, que este tema aún está pendiente de establecer acuerdos con los propietarios y con las instituciones que financiarán los trabajos, por lo que aún era prematuro hablar de plazos fijos.

Instalación correcta

"El Tívolí tiene una capacidad de aproximadamente 1.600 localidades, una Instalación escénica correcta y un foso con capacidad para 70 músicos, por lo que podría resultar adecuado para óperas que no requieren un gran conjunto instrumental, como son las de Mozart o Rossini", señaló Maluquer. Fuentes de la empresa Balafflá precisaron, sin embargo, que el foso no se utiliza desde hace tiempo, por lo que, caso de llegar a un acuerdo con el Liceo, probablemente habría que acondicionarlo. La empresa Balañá ya colabora con el Liceo, a quien tiene cedido el Teatro Principal, utilizado hata el momento como sala de ensayos para las producciones operísticas.

Otra posibilidad que los directivos del Liceo están estudiando actualmente para mantener la actividad artística durante el periodo de reformas es concertar una gira internacional. Maluquer señaló que ésta era una fórmula que habitualmente utilizan teatros de ópera alemanes, como por ejemplo el de Munich.

Según el presidente de la comisión artístíca, de confirmarse esta alternativa habría que preparar un repertorio coherente, integrado por obras como La dueña, de Robert Gerhard, Goyescas, de Enrique Granados, o Una cosa rara, de Martín y Soler. "Tenernos, por ejemplo, una oferta del Bolshoi de Moscú para actuar allí y luego acoger a la compañía de aquel teatro en Barcelona", señaló Maluquer, como una de las posibles etapas de la gira.

Esta segunda Ilternativa se inscribe en la política de actuaciones fuera del teatro iniciada recientemente. Próximamente el Liceo llevará Lucrezia Borgia, protagonizada por Alfredo Kraus y Joan Sutherland, al Festival de Primavera de París.

También tomará parte en la campaña del Teatro Grec de Barcelona con Don Pasquale y posteriormente llevará el Requiem de Verdi al festival de Torroella de Montgrí.

Diversas fuentes del teatro consultadas coinciden con la opinión de Maluquer acerca de que es necesario, especialmente para los desplazamientos al extranjero, programar un tipo de obras que identifiquen al conjunto liceísta, evitando de esta forma comparaciones con otras formaciones líricas en gira por diferentes teatros internacionales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 9 de marzo de 1989