Sorpresas en el concurso

Este año, el concurso de escritores organizado por Venerdi, el suplemento a color del diario La Repubblica está dando grandes sorpresas. Participan 77 novelas italianas publicadas en 1988. Los jueces son lectores de todas las categorías y edades. El concurso se hace como un campeonato de tenis, por eliminación. El año pasado habían quedado finalistas dos genios de la literatura de este país: Consolo y Sciascia. Salió vencedor Sciascia.Este año, el concurso en su semifinal revela dos grandes novedades: Roberto Calasso, director de Adelphi, ha eliminado Le pietre di pantalica, de Consolo, con su novela Le nozze di cadmo y armonia, mientras Giulio Cisco, un periodista jubilado que ha escrito su primera novela a los 67 años, ha eliminado con La patria riconosceronte a Rosetta Loy, vencedora el año pasado del famoso premio Campiello con su obra vendidísima Strate di polvere. Y ahora Cisco contiende en la final nada menos que con Bufalino, y Calasso con Malerba. Dos nuevos genios de la literatura enfrentados a dos grandes estrellas de siempre. Aunque la gente dice que en este momento los verdaderos vencedores son ya Calasso y Cisco por su proeza de haber llegado a la semifinal.

Más información
La cadena áurea
Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS