La CE presenta su plan de armonización fiscal que prevé una retención del 15% para las rentas del capital

La Comisión Europea presentó ayer un plan de armonización de la fiscalidad sobre el ahorro que prevé una retención en origen del 15% sobre las rentas del capital a partir del año próximo y un fortalecimiento de la cooperación entre las administraciones de Hacienda de los doce. El proyecto es un tema clave del semestre español, y bajo la presidencia de Carlos Solchaga los ministros de Economía y Hacienda de la Comunidad Europea (CE) celebrarán el lunes una reunión monográfica dedicada a estudiarlo antes de remitirlo a un grupo de funcionarios de alto nivel creado por España.Cuando en junio pasado aprobaron la liberalización de los movimientos de capitales, que entrará en vigor a mediados del año próximo para ocho Estados miembros y en 1992 en España, los doce se comprometieron a pactar la armonización fiscal antes de que concluya la presidencia española. El acuerdo requiere la unanimidad, y como subsisten enormes divergencias es probable que el tema tenga que figurar en la agenda de la cumbre europea de junio en Madrid, donde la Comisión espera que reciba un impulso político.

"No buscamos", afirmó al presentar su proyecto ante la Prensa la comisaria gala, Christiane Scrivener, "una total armonización de la fiscalidad sobre el ahorro porque no es actualmente necesaria ni deseable, pero sí debemos evitar que la libre circulación de capitales origine desequilibrios en el mercado financiero integrado de la Comunidad". Concretamente, se trata de desalentar la fuga del dinero a los paraísos fiscales existentes dentro de la Comunidad Europea, siendo el país más importante Luxemburgo.

La retención oscila actualmente en los países miembros entre un 0% y un 35%, y el porcentaje propuesto por Bruselas se sitúa, aproximadamente, en la media comunitaria y un 5% por debajo del tipo practicado en España. Pero el 15% es un mínimo común denominador que cada Estado es libre de aumentar, aunque es poco probable que lo haga porque corre el riesgo de provocar una evasión de capitales absolutamente legal.

El proyecto de directiva de Scrivener, que le tocará defender a Solchaga, prevé también cinco exoneraciones de retención, empezando por el llamado "pequeño ahorro", una modalidad poco desarrollada en España, donde sólo las cuentas ahorro-vivienda pueden ser incluidas en esa categoría. Pero en un país como Bélgica las primeras 150.000 pesetas de intereses anuales están exentas de retención.

Otra exoneración concierne a las eurobligaciones y está fundamentalmente destinada a preservar la competitividad de las plazas financieras de Luxemburgo y Londres, donde se emiten. Los ciudadanos no residentes en la Comunidad que coloquen su dinero en la CE no estarán tampoco sometidos a la retención.

Los Estados miembros no estarán tampoco obligados a aplicar la retención sobre los ahorros de sus ciudadanos si, como es en gran medida el caso de Dinamarca, la banca tiene obligación de comunicar directamente a la administración de Hacienda las rentas de sus clientes. Las transacciones entre empresa y los intereses pagados por particulares estarán por último, también excluidos de la retención.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS