Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fernando Méndez-Leite dimite en desacuerdo con el proyecto de ley de cine

Fernando Méndez-Leite, de 44 años, director del Instituto de la Cinemaitografía y Artes Audiovisuales (ICAA), confirmó ayer a este diario que el ministro de Cultura había aceptado su dimisión, presentada el pasado viernes, motivada por su desacuerdo con el proyecto de la nueva ley del cine. Otras fuentes añadieron que el proyecto que ha provocado la salida de Méndez-Leite ha sido elaborado por, Miguel Satrústegui, subsecretario de Cultura, a espaldas del director general.

Fernando Méndez-Leite, que sustituy5 a Pilar Miró al frente de la dirección -general de Cine matografía en enero de 1986 declaró ayer que su decisión se produce "después de meditarla debidamente" y por mantener "una discrepancia grande con el proyecto de reforma legislativa que desde determinadas instancias del ministerio se está elaborando. Este proyecto la supresión de la política que ha permitido un importante auge del cine español en los últimos cinco años y la eliminación del actual sistema de subvenciones a la producción sin ninguna contraoferta real. Dado que ésta ha sido la política que constantemente he aplicado y defendido durante estos tres últimos años, pienso que deba retirarme"."Mi intención en los últimos meses", señaló Méndez-Leite, "ha sido evitar que este proyecto fuera adelante. He colaborado sin reticencias para reconducir la situación animado por las buenas palabras que el Ministro de, Cultura me ha reiterado en muchas ocasiones.

Pero en los últimos días he tenido suficientes muestras de que dicho proyecto, elaborado a espaldas del sector y en contra de mi opinión, sigue su camino".

El ex director general del ICAA, asegura que no puede asumir "una legislación que no comparto, que niega las conversaciones que vengo manteniendo con los profesionales del sector desde hace mucho tiempo y que puede arruinar el futuro hoy prometedor del cine español. Tampoco estoy dispuesto a trabajar en las condiciones que he tenido que soportar en los dos últimos meses, así como las ingerencias irreflexivas e incongruentes en mis competencias, y que me han llevado a tomar esta dolorosa decisión".

Criterios absurdos

Fernando Méndez Leite asegura estar "plenamente convencido de que no se pueden abordar las necesarias modificaciones del decreto de 1.983, sin resolver al mismo tiempo es males que todavía aquejan a la industria del cine español. Espero, que mi dimisión ayude a retrotraer los trabajos a su punto de arranque, y corregir los absurdos criterios que han inspirado hasta ahora la reforma. Confío en que la inteligencia la sensibilidad del ministro Semprún y de su equipo hagan retomar las riendas de una auténtica política cinematográfica, que debe hacerse a partir del conocimiento en profundidad de esta industria".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 11 de diciembre de 1988