_
_
_
_
CAMBIOS EN EL ESTE

Moscú elimina la pena por "actividades antisoviéticas"

El máximo dirigente soviético, Mijail Gorbachov, anunció ayer al canciller alemán occidental, Helmut Kohl, la puesta en libertad de todos los presos políticos antes de concluir el presente año. Kohl se manifestó muy satisfecho del resultado de su diálogo con Gorbachov, que se celebró, según dijo, en un clima "extraordinariamente franco, leal y humano". La mayoría de los presos políticos han sido condenados por el artículo del Código Penal de la URSS sobre "actividades antisoviéticas", que el portavoz del Ministerio de Exteriores, Guenadi Guerasimov, anunció ayer mismo que va a ser eliminado.

Según Guerasimov, son unas dos docenas de prisioneros los que se verán afectados por la medida, mientras fuentes de la delegación alemana hablaban de medio centenar. La Sociedad Internacional pro Derechos Humanos (IGFM) estima en medio millar los presos políticos soviéticos. Kronid Lubarski, editor de la revista rusa en el exilio Strana i Mir y de un anuario sobre los presos políticos en la URSS que se publica cada 30 de octubre en la RFA, aseguró el martes en Barcelona que el número de estos asciende, al menos, a 167.Gorbachov realizará en el primer semestre del próximo año una visita oficial a la RFA durante la que se firmará un documento conjunto sobre las relaciones bilaterales. Por este motivo al término de la presente visita no se emitirá un comunicado conjunto.

Helmut Kohl señaló que la URSS y la RFA coinciden en que la Conferencia de Seguridad y Cooperación en Europa (CSCE), que se celebra en Viena, debe concluir antes de mediados de noviembre con un documento equilibrado y sustancial, incluido un mandato para una conferencia de desarme convencional. El ministro de Exteriores germano occidental, Hans Dietrich Genscher,dijo que espera que esta conferencia sobre desarme pueda ser convocada antes de que concluya el presente año. Genscher, que acompañaba a Kohl en la conferencia de Prensa celebrada en la tercera jornada de la visita oficial a Moscú, no reveló cifras sobre presos políticos en la URRS. Estados Unidos expresó anoche su satisfacción por la noticia. El canciller Kohl manifestó ayer que, bajo ciertas condiciones entre las que estaría esta amnistía, la RFA apoyará la celebración de una conferencia sobre derechos humanos en Moscú.

"La parte alemana mostró disposición a celebrar una conferencia sobre derechos humanos en Moscú, tras dos previas en Paris y Copenhague si cumple los requisitos establecidos en las anteriores y se aclaran algunas condiciones", manifestó el canciller.

Fin de las interferencias

Otra de las condiciones puestas por parte alemana para la celebración de esa conferencia, previsiblemente en el año 1991, es el fin de las interferencias a las emisiones radiofónicas occidentales en la URSS. Algunas emisoras occidentales pueden recibirse ya sin problemas en la URSS y los países socialistas, pero se mantiene la interferencia de varias norteamericanas y alemanas. Las interferencias, conocidas por su término inglés jamming son uno de los últimos puntos conflictivos en la CSCE.El canciller Kohl emprenderá hoy, tras una jornada de estancia turística en Moscú, regreso a Bonn después de cuatro días de visita en los que han quedado claras las profundas diferencias entre la RFA y la URSS en lo que respecta a la división alemana, el muro de Berlín y el estatuto de la antigua capital alemana. No obstante, el viaje ha supuesto, según ambas partes, un salto cualitativo en sus relaciones, prácticamente congeladas después del despliegue de los euromisiles norteamericano en la República Federal de Alemania.

Conocer lo que pasa fuera, es entender lo que pasará dentro, no te pierdas nada.
SIGUE LEYENDO

En el terreno de la cooperación económica y tecnológica se han firmado varias decenas de acuerdos. La RFA ha concedido además un crédito de 3.000 millones de marcos a la URSS. Este se destinará sobre todo a la modernización de la industria alimenticia soviética.

Kohl resaltó ayer su pleno acuerdo con Gorbachov y el primer ministro, Nikolai Rishkov, en que la perestroika ofrece las condiciones para una cooperación aún mucho más estrecha. Ambas partes han acordado elaborar proyectos para el establecimiento de centros industriales y comerciales en la RFA y la URSS.

El ministro de Defensa de la RFA, Rupert SchoIz, manifestó que tras su encuentro con su homólogo soviético, Dimitri Yazov, cree posible una próxima entrevista con el ministro de Defensa de la República Democrática Alemana, Heinz Kessler. Scholz y Yazov coincidieron en que hay que eliminar los desequilibrios en los niveles de armamento convencional en Europa.

Por otra parte, el semanario Noticias de Moscú informó ayer de que han sido detenidos el ex jefe del partido comunista en la República de Uzbeklstán, el ex presidente y otros dos altos líderes comunistas de esa República.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_