La Generalitat incrementará la protección policial del patrimonio arqueológico

Altos cargos de los Mossos d'Esquadra y del Departamento de Cultura han iniciado una serie de contados destinados "a potenciar y dar mayor consistencia", según fuentes de la policía autonómica, a la lucha policial contra el expolio del patrimonio artístico y arqueológico catalán. No se trata, al menos a corto plazo, de ampliar la denominada Brigada del Patrimonio, creada a finales de 1986, sino de implicar en la lucha a los agentes desplegados por toda Cataluña a través de las delegaciones territoriales de la Generalitat.

La decisión de prestar mayor atención a la protección del patrimonio fue adoptada en una reunión entre el nuevo conseller de Cultura, Joan Guitart, y los responsables de los mossos. En los próximos días, representantes policiales y de la Dirección General del Patrimonio celebrarán otro encuentro para establecer un programa concreto de medidas a adoptar a corto y medio plazo. Entre esas medidas, figura la de dar mayor fluidez al intercambio de información entre el departamento y los mossos, "condición indispensable", según las fuentes informantes, para hacer más efectiva la labor policial.La decisilón de dar mayor cohesión e incrementar el control de los bienes de interés histórico, artístico y arqueológico no implicará, al menos a corto plazo, la ampliación del número de agentes especializados adscritos a la denominada Brigada del Patrimonio. El incremento de la vigilancia se logrará ampliando las funciones de los mossos adscritos a las delegaciones de la Generafitat en las cuatro provincias catalanas. En realidad, la medida no tendrá otro efecto que el de sistematizar una serie de operaciones que, atendiendo a necesidades puntuales, ya se llevan a cabo en el Cap de Creus, el Baix Ebre y el Maresme, principalmente, donde existen yacimientos arqueológicos de interés. "La misión de estos mossos no es tanto la de detener a los presuntos expoliadores como la de dificultar su labor y, en todo caso, incautarse de los materiales obtenidos fraudulentamente", señalaron las fuentes consultadas.

La implicación de los mossos de las delegaciones en la defensa del patrimonio facilitará la labor de la Brigada del Patrimonio, cuyos miembros prestarán más atención al mercado negro, de proporciones nada despreciables, creado al amparo del expolio arqueológico y del robo de obras de arte y de antigüedades.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 12 de octubre de 1988.