Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

CC OO anuncia movilizaciones si sigue el acoso a una limpiadora

Comisiones Obreras de Madrid ha anunciado su decisión de movilizar a sus afiliados si continúa el presunto acoso de un empresario, Domingo Cuevas, a una de sus trabajadoras, María del Carmen Cajidos, quien le ha denunciado en varias ocasiones por agresión, insultos, amenazas de muerte proferidas contra ella y su hijo, e incluso dos intentos de atropello en uno de los cuales resultó levemente contusionado el niño. CC OO y María del Carmen Cajidos han denunciado asimismo la pasividad de la policía a la hora de investigar las denuncias puestas por la mujer, e incluso la complicidad de algún agente con el empresario, quien, según los denunciantes, está al corriente inmediatamente de las denuncias presentadas por Cajidos.Cuevas afirmó ayer que todo lo que cuenta la denunciante "es absolutamente mentira, un montaje hecho para influir en el juicio de Magistratura que tenemos pendiente, porque, por las faltas de trabajo, esa mujer y su tío -que trabaja también en la empresa- fueron suspendidos de empleo y sueldo primero por 15 días y luego por 40". "No puedo decir más porque no hay nada más que decir", terminó Cuevas.

María del Carmen Cajido trabaja en la empresa de limpiezas de Domingo Cuevas, que tiene la contrata de limpieza de Telefónica, de los colegios municipales de Fuenlabrada y otras. El 26 de abril, pocos minutos después de las nueve de la noche, María del Carmen Cajido dio por concluida su jornada laboral y entregó las llaves del edificio de Telefónica al conserje. En la puerta estaba Domingo Cuevas, que le recriminó lo que él calificaba como abandono de trabajo. La discusión terminó cuando Cuevas, según la denuncia, le propinó un puñetazo en la cara y una patada en el costado, ya en el suelo.

Cajido fue asistida en la casa de socorro y puso la correspondiente denuncia. Desde entonces ha puesto cinco denuncias más. La mujer fue objeto de dos intentos de atropello, en el segundo de los cuales resultó contusionado muy levemente su hijo, de cinco años de edad, al que el vehículo rozó.

En ambos casos la mujer pudo reconocer a Cuevas en el interior de los vehículos. Una señora que fue testigo del segundo atropello pudo anotar la matrícula del coche, un turismo particular. Curiosamente, las indagaciones de la familia revelaron que dicha matrícula correspondía a un furgón de la Policía Nacional.

"En estos meses he recibido amenazas de muerte por teléfono y por escritos anónimos contra mí y mi hijo", afirmó Cajidos. "Cuando logramos que la policía interviniera mi teléfono particular, Cuevas me llamó al trabajo y me dijo que ya lo sabía, y que tuviera mucho cuidado con las denuncias que ponía". Comisiones Obreras ha denunciado el caso a la delegada del Gobierno en Madrid, Ana Tutor, y a la Inspección de Trabajo.

El portavoz advirtió que si el acoso continuaba se prepararían movilizaciones en apoyo de Cajido y se exigiría a las empresas públicas que anularan sus contratas con la empresa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de agosto de 1988

Más información

  • La mujer ha denunciado al empresario por intentos de atropello y amenazas de muerte