Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El impuesto que grava las ventas de acciones y de obligaciones se elevará un 25% el próximo año

El impuesto que grava las ventas de acciones y obligaciones se elevará un 25% el año próximo, si prospera la propuesta de Hacienda con vistas a 1989. Este tributo, el de transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados, es el que aportaría un mayor aumento relativo de recaudación, el 64,4%. Además, las bebidas alcohólicas y la cerveza pagarán un 10% más, y el tabaco negro), un 18%, para seguir su acomodación a los tipos existentes en otros países comunitarios. Los primeros borradores de los Presupuestos del Estado para 1989 prevén para el impuesto sobre la renta un 24% más de ingresos y para el IVA el 13,2%, en ambos casos sin elevar los tipos, salvo para sectores con mínimo efecto recaudatorio (abogados y hoteles de cuatro estrellas). Por los beneficios de las empresas se espera engrosar la recaudación casi un 4.3%, también con leves retoques.

Entre el incremento del 25% en los tipos del impuesto sobre transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados y el aumento del volumen de operaciones gravadas, Hacienda espera elevar su recaudación por este impuesto un 64,4%. Los ingresos pasarían así desde los 64.600 a 106.200 millones de pesetas.El aumento consistiría en subir un 25% las cuotas de la escala aplicable a la transmisión de acciones o derechos de suscripción, obligaciones y títulos análogos. En las transmisiones intervenidas por fedatario mercantil, se han de utilizar efectos timbrados. Éstos, que subirían tal y como figura en el cuadro adjunto, van desde las 10 pesetas para valores de 10.000 pesetas hasta 2.400 pesetas para valores de un millón a dos millones de pesetas; a partir de ahí, se le aplica 11 pesetas más por cada 10.000 o fracción.

Por la clasificación que utiliza Hacienda, los impuestos directos o sobre el ingreso de los contribuyentes elevarán su recaudación el año próximo un 27,5% (desde 3, 10 a 3,96 billones de pesetas) y Ios indirectos o sobre el gasto el 12,3% (desde 3,22 a 3,62). El aumento de recaudación fiscal esperada en los primeros borradores de Presupuestos del Estado para 1989 rondará así los 1,2 billones de pesetas, hasta superar los 7,5 billones de pesetas.

En los principales tributos de cada grupo, el IRP17 y el IVA, para los que se proyectan aumentos de recaudación del 24% y 13% (más de 510.000 y casi 200.000 millones, respectivamente), tales incrementos se tratará de lograrlos por efecto del aumento de las rentas, el empleo y el consumo y de la lucha contra el fraude, sin subir los tipos, salvo en los casos comentados del IVA de los abogados y procuradores y de los hoteles de cuatro estrellas. No obstante, Hacienda confía en poder suprimir algunas deducciones y desgravaciones y mejorar la estimación objetiva singular, lo que compensaría con creces la menor recaudación derivada de reducir las cuotas un 3% y aumentar las deducciones generales al menos en esta cuantía para compensar la inflación, así como la subida de los mínimos exentos de tributar y de declarar.

En el impuesto sobre sociedades las novedades preparadas son también menores que para el presente año, aunque a la vista de la evolución de los beneficios de este año y de su tendencia, se ha proyectado aumentar la recaudación casi un 43%. Por primera vez este tributo sobrepasará así el billón de pesetas, desde los poco más de 0,7 billones presupuestados para 1988.

Subidas de tipos

Sí se han previsto otra vez subidas generalizadas de tipos dentro de los impuestos especiales, y en concreto para los que gravan los consumos de alcoholes y cervezas, cuya fiscalidad se encarecerá un 10% y el tabaco, donde proseguirá igualmente el calendario de adaptación a los niveles comunitarios, con un aumento del 10% en el tabaco rubio y del 18% en el negro.

De todas formas, en la recaudación de estos impuestos, los primeros borradores de presupuestos sólo preven aumentar los ingresos el 9,7%, pasando de 753.000 a 826.000 millones de pesetas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 17 de agosto de 1988

Más información

  • Para el alcohol y el tabaco se preparan aumentos del 10%, que alcanzarán al 18% en los cigarrillos negros