SÁBADO NEGRO PARA ORIENTE PRÓXIMO

Asesinado en Túnez el 'número dos' de la OLP

Abu Yihad murió con su pistola en la mano. Antes de que lo asesinaran, el hombre que había dirigido durante dos décadas las principales operaciones militares de la OLP, llegó a disparar tres veces contra sus asesinos. Fue inútil. El comando asaltante, integrado por siete personas, de ellas, una mujer, era experto e Implacable. Con la muerte de Abu Yihad, la OLP recibe un tremendo golpe, y Yasir Arafat pierde a uno de sus mejores amigos personales. La Liga Árabe y la OLP acusaron a Israel de estar detrás de este asesinato, en el que, además del dirigente palestino, murieron dos de sus guardaespaldas y su chófer.

Más información

Fue Jalil el Wazir, más conocido como Abu Yihad, quien abrió en en el número 15 del bulevar de Víctor Hugo, de Argel, donde ahora funciona la embajada de la OLP -convertida ayer en una funeraria-, la primera oficina del movimiento palestino en la recién independizada Argelia. Era el año 1963, y las autoridades argelinas entregaron al entonces joven militante la que había sido base de un coronel francés de los servicios de información. Abu Yihad instaló su dormitorio en el primer piso, la oficina en el entresuelo, y transformó en sala de recreo el sótano donde habían sido torturados los patriotas magrebíes.Abu el Ezz -representante durante siete años de la OLP en España- está ahora al frente de la misión, convertida en embajada. Para el embajador no había duda de que los israelíes habían asesinado a Abu_Yihad. "Eran profesionales que hablaban un árabe defectuoso. El mismo tipo de gentes del Mosad que hacían operaciones en todo semejantes en Beirut durante los años setenta .

Ocurrió en la casa que Abu Yihad tenía a algunos kilómetros de la ciudad de Túnez. A las dos de la madrugada de ayer, unos siete u ocho hombres liquidaron con pistolas provistas de silenciador al chófer tunecino y a los dos guardaespaldas palestinos. Abu Yihad -reflejos rápidos del perseguido, del superviviente de varios atentados- escuchó un ruido y se levantó.

56 disparos en el cuerpo

Los asesinos entraron en el dormitorio. Abu Yihad. les disparó tres veces antes de recibir las descargas. Una de sus hijas, de18 años, se despertó y salió de su habitación. Un asaltante, en árabe con extraño acento, le dijo: "Vuelve a entrar". Abu Yihad recibió una segunda ráfaga. En total, 56 proyectiles incrustados en -todo el cuerpo.

Ése fue el relato del embajador palestino en Argel. Su comentario: "Los sionistas creen que esta acción puede detener la sublevación palestina. Han cometido un grave error. La sangre de Abu Yihad fertilizará la revuelta de las piedras". Múltiples manifestaciones, una huelga general y varios palestinos baleados por los soldados de Israel corroboraron ayer mismo sus palabras.

Desde hacía seis meses Abu Yihad vivía en la casa tunecina donde fue acribillado. Cambiaba con frecuencia de domicilio y ya le quedaba poco allí. Su hogar y su oficina eran siempre una y misma cosa. El dirigente militar de la OLP había sido expulsado por los israelíes de Beirut en 1982. El rey Hussein de Jordania le había echado de Animan en 1986. Desde entonces hacía un puente permanente entre Túnez y Bagdad. Actuar en Túnez no fue difícil para los asesinos. Ese pequeño país magrebí recibe a muchos turistas y su policía y su Ejército no son extraordinarios. Los asesinos no hubieran actuado con tanta impunidad en Argel o Bagdad.

"Era un gran deportista. No fumaba ni bebía", recordaba Issa, responsable de Prensa palestino en Argel. Issa mostraba a los periodistas veteranos de Líbano un visor de un cañón de 120 milímetros, souvenir de los tiempos en que combatió con Abu Yihad en ese país.

"Estuve a sus órdenes durante el cerco israelí de Beirut. Yo era responsable del frente del aeropuerto. Aún tengo metralla en el cuerpo". El coronel Aun Samara dice esto al lado de una foto de cinco fedayin que alzan kalashnikovs y lanzacohetes. "Abu Yihad", agrega, "no era un hombre. Era un ídolo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0016, 16 de abril de 1988.