Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Boicoteo a la readmisión en un colegio de un alumno expulsado por abusos sexuales

Un grupo de madres de alumnos del colegio público Caballero de la Rosa, en Logroño, realizó, ayer una sentada ante la sede del centro en protesta por la decisión de la Dirección Provincial de Educación de readmitir a R. H, de 15 años, que fue expulsado en noviembre por presuntos malos tratos y vejaciones sexuales a una niña de 14 años del mismo centro escolar, que cuenta con unos 300 alumnos. Los alumnos no asistirán a clase hasta que la dirección de educación, que no ha contestado a un escrito de la asociación de padres (APA), acepte negociar una salida al conflicto.

El alumno R. H. fue expulsado en noviembre pasado por acuerdo del consejo escolar, la asociación de padres y la Dirección Provincial de Educación. Sin embargo, el alumno se reincorporó a la actividad docente el día 5 de febrero. El niño, que cursa 6º de EGB y está bajo la tutela de la Asociación Pro Inadaptados de La Rioja (APIR), comenzó sus estudios en el centro el pasado mes de septiembre.El consejo escolar ha dimitido, por entender que la actitud de la Dirección Provincial de Educación desestima el valor y la utilidad de dicho consejo. La APA ha pedido una entrevista al delegado del Gobierno, al que ha solicitado asimismo autorización para manifestarse el próximo jueves. Fuentes oficiales de la Dirección Provincial de Educación dijeron ayer que la separación definitiva es una medida desorbitada, y apostaron por un margen de confianza al alumno. El presidente de la asociación de padres, Ángel Félix García Ruiz, señaló que la actual situación es un cúmulo de hechos que no aconseja la readmisión del alumno: "Lo mejor para él es un taller-escuela".

Sanción sin efecto

De otro lado, la comisión permanente de la junta de directores de institutos de enseñanza media de Sevilla decidió el viernes pasado "pedir una aclaración a la Delegación de Educación" por haber anulado una decisión del consejo escolar del instituto número 20 que determinaba una sanción de 10 días sin clase para un alumno que había dibujado un pene en el sillón de su profesora de inglés, según informó ayer el portavoz de los profesores del centro, informa Profesores de este instituto realizan desde hace dos semanas una huelga para que el mencionado alumno, estudiante de segundo de BUP de 16 años, abandone el instituto.Higinio Trujillo, delegado de Educación de Sevilla, dijo la semana pasada estar esperando un informe del director del instituto número 20 sobre la situación en el centro, para constrastarlo con el parte mensual de faltas e incidencias y dilucidar si la actitud de los profesores era de huelga o de incumplimiento de deberes.

Ayer, una comisión de profesores del instituto número 20 fue recibida por el jefe de servicios de la delegación, quien les explicó los argumentos legales por los que no se puede dar validez a la determinación del consejo escolar, según explicó un portavoz de los profesores. Según la delegación, tanto la ley orgánica del Derecho a la Educación (LODE) como una sentencia del Tribunal Constitucional anterior a esta ley señalan que una expulsión lesiona el derecho fundamental a la educación, y que las medidas disciplinarias contra los alumnos han de ser correctoras, nunca sancionadoras.

Profesores y claustros de varios centros de la provincia de Sevilla han mandado tele gramas de apoyo a los profeso res del instituto número 20.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 9 de febrero de 1988

Más información

  • Nuevas protestas por el incidente de Sevilla