Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:MÚSICA CLÁSICA

Una heredera de Menuhin

La presencia de la violinista Adelina Oprean (Rumanía, 1955), como solista, concertino y directora de la Orquesta de Cámara de la Comunidad Europea, era la nota de mayor interés del programa del martes en el Real, perteneciente al Ciclo de Cámara y Polifonía. Escuchándola como protagonista del Concierto en re de Mendelssohn, descubierto por Menuhin en Oxford el año 1951, el fantasma de su maestro, precisamente Menuhin, aparecía con -fuerza para explicar y ennoblecer el arte de una intérprete de auténtica selección.La Oprean, música refinada y exacta instrumentista, merece un puesto en la rara lista de elegidos descendientes de Biotti y sus derivaciones belgas, italianas y francesas.

Ciclo de Cámara y Polifonía

Orquesta de Cámara de la Comunidad Europea. Directora-solísta: Adelína Oprean. Clarinetista: Félix Siovácek. Obras de Mozart, Karl Stamitz, Mendelssohn y Haydn. Teatro Real, 26 de enero.

Nos interesó mucho menos el clarinetista y saxofonista checo Félix Slovácek, solista en el Concierto en mi bemol de Karl Stamitz, por el escaso refinamiento de su estilo, aunque la técnica sea segura y brillante. En cuanto al grupo de cámara europeo, mostró finura de concepto, afinación, buenos fraseos y articulaciones -y cierta asepsia expresiva. La nobleza prerromántica de la sinfonía fue puesta en claro y en toda su pureza por Adelina Oprean y el grupo que dirige.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 28 de enero de 1988