Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno de Colombia decide reanudar el diálogo con las FARC

El Gobierno colombiano decidió, sorpresivamente, el pasado miércoles, reanudar el diálogo con la guerrilla. El comisionado para la paz, Carlos Ossa Escobar, viajó a Lauribe, campamento en la montaña donde se refugia la plana mayor de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), y entregó a los jefes guerrilleros un documento en el cual el Gobierno reafirma y aclara su política de paz.En el documento, de 11 páginas, el Ejecutivo afirma que no renunciará al diálogo mientras existan las condiciones mínimas que lo posibiliten. Las negociaciones con las FARC, único grupo que. mantiene vigentes los acuerdos de tregua, se rompieron hace cuatro meses, cuando miembros de este movimiento emboscaron a un camión militar en El Caquetá, provincia del sur del país. En el documento se aclara que la desmovilización y el desarme no son requisitos, sino objetivos del diálogo.

Esta apertura del Gobierno hacia la guerrilla fue bien recibida por todos los sectores políticos del país. El Partido Social Conservador, en la oposición, aplaudió también la actitud gubernamental, pero indicó que no es más que una rectificación al mal manejo que hasta el momento ha dado al problema de la paz.

Por primera vez, el Gobierno acepta que estaría dispuesto a crear comisiones de verificación que vigilen el normal desarrollo de los acuerdos. Los alzados en armas venían insistiendo en la urgencia de la creación de estas comisiones, y en repetidas ocasiones habían asegurado que los problemas que se han presentado durante el alto el fuego se han debido en parte a la falta de estos comités de vigilancia. En su documento, el Gobierno aclara que las reformas agraria y urbana no son materia de negociación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 30 de octubre de 1987