Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los editores extranjeros, interesados en varios manuscritos inéditos de novela española

Obras de Cela, Juan Goytisolo, Vázquez Montalbán y Félix de Azúa, entre las solicitadas en Francfort

Es una vieja tradición de la Feria del Libro de Francfort, cuyas puertas se cerraron ayer, que se compren y vendan derechos de autor de obras que no existen o de las que circulan, a lo sumo, un par de hojas manuscritas. Sin llegar a tanto, aunque también de eso ha habido algún caso, este año la edición española ha vivido una experiencia casi similar: las próximas obras, aún inéditas, de Cela, Juan Goytisolo, Manuel Vázquez Montalbán y Félix de Azúa, entre otros, han sido ya solicitadas en opción por varios editores extranjeros, al hilo del interés que, desde hace un par de años, despierta la escritura peninsular.

MÁS INFORMACIÓN

El próximo semestre se avecina divertido en el panorama editorial español, especialmente en lo que a narrativa se refiere. Hay un bloque de autores más que considerable y con seguidores fijos que han terminado novela, lo que no ocurre cada año. Por ejemplo: Camilo José Cela, que hace unos meses abandonó repentinamente la redacción de Madera de boj para enfrascarse en Cristo versus Arizona, llegando incluso a viajar a los Estados Unidos para proseguir con la redacción de la novela, ahora ya terminada y adquirida en España por Seix Barral. También Juan Goytisolo, tras los volúmenes autobiográficos, ha terminado una obra narrativa, Las virtudes del pájaro solitario, de próxima aparición en la misma editorial del grupo Lara que ha adquirido la de Cela. Idéntica suerte correrá la nueva obra de Manuel Vázquez Montalbán titulada Los alegres muchachos de atzabara, en la que, al igual que ya ocurriera en El pianista, el narrador barcelonés deja fuera al detective Carvalho. Félix de Azúa, por su parte, entregó su nueva obra, Memoria de un hombre humillado, hace apenas dos semanas. Esta vez será Anagrama quien haga llegar el volumen a los lectores.Y no son los únicos autores en castellano que han terminado una novela, en idéntica situación, con el proceso productivo más avanzado en unos casos que en otros, se hallan los latinoamericanos Mario Vargas Llosa, Juan Carlos Onetti y Jorge Edwards, o la española Soledad Puértolas.

Noticias de todos estos manuscritos han circulado por los pasillos de Francfort y no son pocos los editores que se han interesado por las obras con vistas a su publicación. Aunque no parece haberse firmado aún nada, cosa que también suele ocurrir en la feria, sí se han solicitado varias opciones sobre las obras.

Cosecha de contratos

Naturalmente, las obras ya publicadas han corrido idéntica suerte, un poco al hilo de lo iniciado hace un par de años y que produjo en 1986 una cosecha importante de contratos para los escritores españoles. Algunas de las obras contratadas entonces figuraban ya traducidas en los anaqueles de editores como Anagrama y Tusquets y se acompañaban de no pocos resúmenes de prensa sobre la acogida que obras de Javier Tomeo, Adelaida García Morales, Cristina Fernández Cubas, Álvaro Pombo o el propio Félix de Azúa han provocado en diversos medios, en especial franceses e italianos. Alfaguara no contaba con ediciones extranjeras de sus autores, pero uno de ellos, Juan Luis Cebrián, ha sido ya publicado en italiano y está a punto de serlo en francés, inglés, alemán y japonés. Alejandro Gándara, por su parte, está siendo traducido en Francia y había fuerte interés por una de su obras en Holanda. Una editorial francesa, Robert Laffont, ha firmado el contrato para publicar Balada de Caín, mientras que editores de Estados Unidos, Holanda, Suecia y RFA han adquirido opciones sobre la misma novela. También en Francia aparecerá Ifigenia y otros cuentos, de Gonzalo Torrente Ballester.Entre los que siguen vendiendo, Juan Marsé, de quien ha sido adquirida en la RFA Últimas tardes con Teresa, y Eduardo Mendoza, cuya Ciudad de los prodigios ha sido ya publicada en Italia, por Longanessi, y tiene contratos en Francia, RFA, Italia, Holanda, Noruega, Dinamarca, Suecia, Reino Unido, Portugal, Brasil y Estados Unidos. En los países nórdicos está prevista su publicación en la primavera de 1988, coincidiendo con un viaje del autor a los mismos.

Javier Tomeo es un caso especial dentro del panorama español. Su obras son adquiridas para su publicación en el mercado alemán de forma casi simultánea a su aparición en España.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 13 de octubre de 1987