El Gobierno aconseja conservar monumentos de Riaño que fueron demolidos o desaparecieron

En respuesta a una interpelación realizada en el Parlamento el pasado 15 de septiembre, el Gobierno ha enumerado una serie de objetos y monumentos histórico-artísticos a conservar en la zona de Riaño. Entre ellos destacan una iglesia en Salio -demolida en julio-, la portada de un palacio y una lápida dintel de sendas casas de Pedrosa del Rey, desaparecidas en los derribos. El Gobierno aconseja un derribo "selectivo" y un "reaprovechamiento de los materiales".

La respuesta parlamentaria dirigida a María Dolores Otero, según un portavoz del Grupo Popular en el Senado, asegura que se está estudiando por la dirección general de la Vivienda un plan de recuperación del patrimonio edificado del valle de Riaño, en el que se esbozan las líneas de actuación conducentes a la mejor recuperación de todos aquellos elementos y edificios dignos de ser conservados, "como es norma habitual en el Ministerio de Obras Públicas y Urbanismo".En el texto de la respuesta del Gobierno a la pregunta formulada por la senadora el día 2 del pasado mes de junio -centrada en la confirmación de la existencia de un inventario cultural del valle, su rescate y el presupuesto previsto para tal fin-, se aconseja, dos meses después de la total destrucción de siete de los nueve pueblos afectados por el embalse, un derribo "selectivo", "un reaprovechamiento de los materiales y una enumeración y desmontaje de determinadas piezas de algunos elementos para su reconstrucción".

Plazos y presupuestos

"La Administración", continúa el escrito de fecha 15 de septiembre, "siempre ha estado interesada en el patrimonio arquitectónico de la zona y en este sentido se encuentra la elaboración de este plan de recuperación, que al no estar ultimado no puede concretar los plazos ni presupuestos que se necesitarán para la realización de las actuaciones que se contemplan en el mismo".En 1985, el archivo histórico provincial de León llevó a cabo el inventario de la documentación que permanecía en los núcleos afectados por la presa de Riaño (Anciles, Salio, Huelde, Pedrosa del Rey, Éscaro, Burón, Vegacerneja, La Puerta y Riaño). Según la respuesta parlamentaria, el archivo histórico de León ofreció sus instalaciones para constituir en ellas un fondo en depósito para el estudio de la historia de la comarca. Asimismo, la diputación provincial de León, días antes de iniciarse los derribos en el valle, el pasado mes de julio, remitió a la Confederación Hidrográfica del Duero una relación de 11 edificios y piezas a conservar, entre las que se encuentran la iglesia parroquial, de Salio y una lápida dintel de una casa de Pedrosa del Rey. El primer edificio fue demolido por la piqueta en julio y el dintel desapareció mientras se ejecutaban los derribos. El Gobierno incluye, dos meses después de su desaparición, en una lista de objetos a conservar, estos dos elementos de interés histórico-artístico.

El presidente de la Confederación Hidrográfica, Emilio Villar, dice que siguen en pie los edificios considerados de interés histórico-artístico. "De la clasificación elaborada por Vivienda y por la Junta de Castilla y León sobre elementos que hay que salvar, están todos en pie, salvo la portada del palacio de los Álvarez, en Pedrosa, y la lápida dintel de una casa del mismo pueblo, ambas robadas. Los otros elementos, el puente romano medieval y la iglesia, de Pedrosa, la fachada del palacio de los Gómez y el escudo de los Gómez en la iglesia, ambos en Burón, están perfectamente". Respecto a otra lista elaborada por la Junta, con elementos "de difícil traslado", Villar asegura que también se conservan todos, excepto la iglesia demolida.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción