La dieta española es nutritiva y satisfactoria

Los hábitos alimenticios de los españoles, considerados entre los mejores de Europa, son suficientemente nutritivos y placenteros por su variedad, y se prevé que en los próximos años nuestra dieta se enriquezca con nuevos productos. Ésta es la principal conclusión del seminario sobre Nutrición humana: problemas actuales que se ha celebrado en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, de Santander, a lo largo de esta semana.En el transcurso de este seminario, dirigido por Francisco Grande Covián, se ha puesto de manifiesto que la dieta ideal -esto es, aquella que es sana, nutritiva, agradable y económica- se corresponde bastante con la española. No obstante, segun ha señalado Gregorio Varela, en los últimos 15 años se ha europeizado, con el consiguiente incremento del consumo de proteínas y grasas.

"Este exceso de proteínas", ha explicado Varela, "no es necesario, pero tampoco es patológico, porque estamos acostumbrados". Lo que hay, que procurar, en opinión de estos dos especialistas en nutrición, es que no se reduzca la variedad de nuestra dieta, basada en frutas y verduras, pescados gra.sos, legumbres secas y aceite de oliva.

Productos animales

"Hay que evitar cometer los mismos errores que otros países, y quizá el mayor sea el aumento élel consumo de productos animales. No es necesario gastar rnucho para comer bien, y la carrie es perjudicial para el bolsillo", ha recalcado Grande Covián, sin que por ello se pueda afirmar que las denostadas hamburguesas sean malas y las pizzas mejores.Sobre esta cuestión se ha puesto especial énfasis a lo largo del seminario en la precisión de que "no hay alimentos buenos ni malos", sino que aquellos hay que juzgarlos en función de cada dieta particular. Además ha advertido Varela que las hamburguesas españolas son de excelente calidad. Otra cosa bien distinta es que a unos les gusten más las hamburguesas y a otros las albóndigas.

Para estos dos especialistas en nutrición, la proliferación de métodos expeditivos de adelgazamiento y otros tipos de dietas Mágicas en forina de píldoras está reñida con los hábitos alimenticios adquiridos durante siglos y carecen en su mayoría de rigor científico. También han dejado claro la poca conveniencia de las dietas vegetarianas estrictas y lo que han denominado falso ecologismo, señalando que los alimentos frescos no son necesariamente mejores que los manufacturados.

En el repaso general de las bases de la nutrición que se ha hecho en este seminario se ha puesto de manifiesto la dificultad que supone calcular tanto las necesidades de los diferentes nutrientes como la ingesta de los mismos. Aunque el esquema teórico de la nutrición es muy sencillo: la ingesta de nutrientes debe ser igual a sus requerimientos, todo lo más de que se dispone es de tablas de composición de alimentos y no de los platos cocinados, que es lo que realmente consumimos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 31 de julio de 1987.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50