_
_
_
_
Cartas al director
Opinión de un lector sobre una información publicada por el diario o un hecho noticioso. Dirigidas al director del diario y seleccionadas y editadas por el equipo de opinión

HB y Barcelona

Lo que sigue es una reacción espontánea, y por tanto poco meditada, a las declaraciones que un miembro destacado de Herri Batasuna ha hecho a propósito del comunicado de ETA, en el que dicha organización manifiesta su grave error. Si meditara más es probable que no escribiera, pues, si se acepta que el mensaje es el medio, podría pensarse que me sumo a tantos que hablando de Euskadi poco tienen que ver con mi opinión. Pero la espontaneidad no hay por qué ahogarla, los medios a disposición no son muchos y denunciar el silencio -como lo he hecho en otras ocasiones- es denunciar todo silencio.Me pareció un dato importante que HB condenara inmediatamente el atentado de Barcelona. Con ello no insinúo que ha hecho bien en callar ante otros. Afirmo simplemente que hay algunos que deben denunciarse rotundamente (como sería el caso de la tortura) porque, faltos de toda explicación, son reaccionarios y antihumanos. Por otro lado, si se condena a Mendeku, en Portugalete, ¿por qué no decir lo mismo y mucho más respecto a lo de Barcelona? Además, una sana concepción de la política no opera con esta lógica: puesto que X ha hecho tal y tal, X es bueno, sino al revés: puesto que tal y tal es malo, X es censurable.

Más información
HB y Barcelona
HB y Barcelona

Más aún, en este caso la discusión no comenzaba a aguarse como ocurrió en el triste episodio de Yoyes. Ahora se mostraba la independencia política de HB, su capacidad para decir que no y su energía para que las exigencias, los deseos y los derechos del pueblo vasco no cayeran ni en una dejación que supone hacer tabla rasa con el pasado ni en la actitud contrarrevolucionaria que da por buena cualquier cosa.

Haz que tu opinión importe, no te pierdas nada.
SIGUE LEYENDO

Por eso me han sorprendido unas declaraciones en las que se sostiene que el comunicado de ETA lo que muestra es la madurez política de esa organización. Me hubiera gustado que, en consecuencia con el comunicado primero de HB, se dijera que se diera una explicación de lo ocurrido, se expusiera la sinrazón de los acontecimientos y se explicitara en qué van a consistir las consecuencias que se dice que se desprenden de tal barbaridad. Es posible que todo ello no se pueda hacer inmediatamente, pero lo que sí hay que hacer inmediatamente es exigirlo.

Quien ha hecho tales declaraciones merece mi mayor respeto. Por eso también escribo estas letras. De la misma manera que me sigue mereciendo el mayor respeto los deseos del pueblo vasco, su sentido de no ir por el camino que le marquen y su capacidad, tantas veces demostrada, de independencia.

Como vasco y simpatizante de esas formas de vida política que creen más en los pueblos que en los Estados, en la libertad para elegir que en la sumisión obediente, no desisto en pedir reconocimiento para el pueblo vasco en su libre determinación, en sus modos de organizarse y en la conservación de sus logros culturales. Tanto ahora como ayer.

Pero, nobleza obliga, en el mismo lote va mi crítica a una comprensión incomprensible. Antes que vasco o cualquier cosa uno ha de ser libre y solidario. Con quien hay que estar es con la gente que en Cataluña ha muerto, está herida o ha recibido el golpe terrible de una muerte cercana.- .

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_