Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL ARISTÓCRATA DEL BAILE

Muere Fred Astaire, el actor que llevó el baile a la pantalla

El actor y bailarín Fred Astaire falleció ayer en Los Ángeles, (California) a los 88 años de edad. Un portavoz del hospital norteamericano informó que había muerto por la mañana de neumonía. Con Ginger Rogers formó una pareja que ha pasado a ilustrar la portada de cualquier historia de Hollywood. De Astaire se dijo que era el actor al que mejor le sentaba el chaqué y que aprendió la bailar antes que a andar. Más que bailar, Fred Astaire se elevaba del suelo sin esfuerzo, sin perder su gesto de enorme facilidad. Desde arriba, sonreía.

"Se le está cayendo el pelo. No sabe cantar. Baila un poco", escribió un ejecutivo de Hollywood en un informe dirigido a sus superiores. Era la primera prueba de Fred Astaire, en los años treinta. Afortunadamente, David O. SeIznick, jefe de producción de la RKO, se rascó la cabeza y adoptó otro punto de vista: "Todavía no estoy del todo seguro pero creo que, a pesar de sus gigantescas orejas y de su fea barbilla, posee un encanto tan, grande que resulta perceptible aún en una prueba tan desdichada como ésta". Astaire realizó meses después su primera y breve aparición ante la pantalla en uno de los números más espectaculares de Alma de bailarina (1933), de Robert Z. Leonard.A los 14 años debutó en un teatro junto a su hermana Adele, diez meses mayor que él. Fred, cuyo verdadero nombre era Frederick E. Austerlitz, había nacido en Omaha (Nebraska) el 10 de mayo de 1899. Cuando contaba cuatro años fue inscrito junto a su hermana Adele en una escuela de danza por su -ambiciosa madre. El pequeño abrió los ojos, movió los pies y desde entonces vivió plenamente para el mundo del espectáculo.

Cuando tenía 82 años, declaró: "Yo nunca he pensado en mi edad hasta que el otro día oí por la calle 'Mira, ahí va uno de esos octogenarios". Fue en el tardío homenaje que, Hollywood le tributó en 1981. Astaire había obtenido sólo un premio especial por su contribución al cine musical en 1949 y una candidatura al Oscar como mejor actor secundario por su intervención en El coloso en llamas (1974), de John Guillermin e Irwin. Allen, donde bailó por última vez -en esta ocasión un vals- ante la pantalla.

Astaire bailé en casi todas sus películas y Gene Kelly, la única estrella de Hollywood que se le compara en el mundo del baile declaró: "El mío es un estilo plebeyo, pero el de Astaire es de aristócrata". El coreógrafo Balanchine calificó a Astaire como el mejor bailarín del mundo" y Baryshnikov elogió la "perfección" que nadie podía superar del actor norteamericano.

Odio de Ginger Rogers

De 1917 a 1933 los dos hermanos trabajaron en Brodway y cosecharon éxitos como Funny Face y La alegre divorciada. En Hollywood obtuvo su verdadera consagración trabajando con las mejores actrices de la época: Rita Hayworth, Cyd Charise y, sobre todo, Ginger Rogers, a quien odiaba fuera de la pantalla.

Leslie Caron en Papá piernas largas y Audrey Hepbum en Una cara con Ángel fueron otras de sus parejas a lo largo de su carrera. Trabajó a las órdenes de directores como Vincent Minnelli, W. A. Seiter, Ford Coppola e incluso Gene Kelly en Hollywood, Hollywood, una historia sobre la meca del cine. En 1957 publicó su autobiografía Steps in time. Se casé con Phyllis Potter en 1933, con quien tuvo dos hijos, Peter y Eva. Potter falleció en 1954. Cuando contaba 80 años de edad se casé con la amazona Roby Smith, de 35 años, sin hacer público ni el lugar ni la fecha exacta del matrimonio.

Los últimos años de Fred Astaire están marcados por su decadencia fisica y por la utilización de su nombre para una cadena de escuelas de baile.

Fred Astaire es el actor,que más horas ha bailado ante una pantalla cinematográfica. Bailó con casi todas las estrellas de su época y desde casi todas las posicion; bailó hasta con una farola.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 23 de junio de 1987