'Los miserables' gana ocho de los Premios Anuales Tony de teatro

Broadway se recupera después de cinco años de declive

Los miserables, un musical británico basado en la novela homónima de Víctor Hugo, ganó el sábado ocho Tony, los más importantes galardones teatrales en Norteamérica. Los míserables, a la vanguardia en la invasión británica en Broadway este año, ganó premios por el mejor libreto, mejor partitura, mejores actor y actriz (Michael Masuire y Frances Ruffelle), mejor dirección de un musical, diseño escénico y diseño de iluminación.

La invasión británica de Broadway este año parece haber dado excelentes resultados tanto para los propios británicos -que han merecido la mayor cantidad de premios Tony por sus obras- como para la economía de la meca teatral norteamericana, que durante los últimos cinco años había sufrido serios reveses.James Earl Jones ganó el Tony al mejor actor principal en una obra no musical por su actuación en Fences (Cercas), de August Wilson, que también recibió premio a la mejor dirección (Lloyd Richards) y a la mejor actriz secundaria, Mary Alice.

Robert Lindsay ganó el premio al mejor actor de un musical por su papel de cockney (londinense castizo) en Yo y mi chica, otra producción británica que obtuvo también los premios a la mejor actriz para Maryann Plunckett y a la mejor coreografía de Gillian Gregory.

La ceremonia de entrega de premios fue televisada para todo Estados Unidos desde el teatro Mark Hellinger en Broadway. Si hubo un discurso que llamó la atención por su originalidad fue el de Claudel Michel Schonberg, quien acepté los premios a la mejor partitura y mejor libreto por Los miserables. "Agradezco a la madre de Víctor Hugo haber dado a luz a ese genio, y a Giacomo Puccini por no haber escrito una ópera a partir de Los miserables", dijo.

Trevor Nunn, que compartió el premio a la mejor dirección por su trabajo en Los miserables con John Caird, fue también candidato a este premio por su trabajo en Starlight Express. Caird se encontraba en esos momentos en Tokio a cargo de la producción de Los miserables que se presentará allá.

Los premios recibidos por esta obra no representaron una sorpresa, porque ya antes de su estreno en Nueva York, el pasado mes de noviembre, se habían vendido por adelantado entradas por valor de 11 millones de dólares (unos 1.386 millones de pesetas). Por el contrario, se esperaba que la obra Starlight Express obtuviera mayor reconocimiento. Fue nombrada para siete premios y obtuvo solamente uno.

Hubo dos premios especiales Tony que fueron otorgados al productor y director George Abbott, de 100 años de edad, y otro al cómico Jackie Mason, que actúa en este momento en Broadway en una obra en la que hace todos los papeles. "Quisiera dar las gracias a todo el reparto de la obra, pero no hay tal reparto... A decir verdad, si no fuera por mí no habría obra", dijo Mason al aceptar el premio. Los candidatos a los premios Tony son seleccionados por 12 especialistas, que los someten a la votación de 615 críticos y expertos. El final de la temporada teatral 1986-1987 de Broadway fue celebrada con optimismo, ya que ha dado señales inequívocas de una recuperación después de cinco años consecutivos de declive. Siete millones de espectadores asistieron a los espectáculos, que proporcionaron 209 millones dólares en entradas (casi 30.000 millones de pesetas). La temporada se presentó especialmente rica en obras teatrales, con 41 espectáculos en Broadway, de los que 15 eran obras nuevas, 9 eran musicales, 10 reposiciones y 7 producciones especiales.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS