Reagan se declara, informado sobre los esfuerzos para ayudar a la 'contra'

El presidente norteamericano, Ronald Reagan, ha declarado que estaba plenamente informado sobre los esfuerzos para conseguir ayuda para los rebeldes nicaragüenses y mantiene que no fue erróneo buscar apoyo de particulares y de otros países.Reagan, cuya falta de memoria y perdida de control sobre su equipo de la Casa Blanca han sido puestos en evidencia por el estallido del escándalo Irán-contra, se retrató a sí mismo el pasado viernes como un activo participante en los planes de ayuda a la contra. En una conferencia de prensa celebrada en la Casa Blanca, el presidente se quejó de que . parece que intentan presentarme como pretendiendo no estar informado de nada".

Según se desprende de sus palabras, Reagan todavía espera que se descubra qué ocurrió con los beneficios procedentes de las ventas de armas a Irán, algunos de los cuales fueron desviados a los contras, pero no hay duda de que estaba informado sobre la situación de los antisandinistas.

"Sugerir que lo acabo de descubrir o que las cosas se expusieron para que no lo supiera, no es cierto. Estuve informado al respecto", declaró. "En la práctica, estuve definitivamente implicado en las decisiones sobre el apoyo a los luchadores de la libertad. Fue idea mía empezar con ello".

Reagan manifestó que no había pedido personalmente a países extranjeros que facilitaran ayuda a los rebeldes, pero dijo que las restricciones del Congreso sobre la asistencia norteamericana a la contra no prohibían la ayuda de un tercer país.

El presidente había asegurado previamente que él y el rey Fahd de Arabia Saudí conversaron sobre la ayuda a la contra después de que Fahd hubiera ofrecido duplicar la asistencia de su país a los rebeldes nicaragüenses hasta dos millones de dólares al mes, al final de su visita a Washington en febrero de 1985.

"Así que no hubo ningún error, y no veo nada equivocado en que otros países que comparten nuestro sentimiento sobre la democracia... ayuden a esos luchadores de la libertad", agregó Reagan. El presidente también dijo que no le parecía mal que voluntarios norteamericanos ayudaran a la contra.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 16 de mayo de 1987.

Lo más visto en...

Top 50