FERIA DE SAN ISIDRO

Ruiz Miguel pidió los Victorino y Pablo Romero

El torero, que lidiará los Miura, se queja de que lo encasillen

Ruiz Miguel, según afirma, pidió a Manuel Chopera lidiar las corridas de Miura, Victorino Martín y Pablo Romero. "Me ofrecí", explica, "a cambio de matar una de las teóricamente fáciles, pero no aceptó". Y añade: "Cada vez toreo con mayor gusto y lentitud; lo que ocurre es que pocas veces me dan la oportunidad de demostrarlo. En esta feria han vuelto a poner a otros compañeros en las corridas de Domeeq, Manolo González, Garzón, etcétera; es decir, que me han encasillado como un torero valiente, sin más, y las ganaderías cómodas nunca son para mí. De todos modos, creo que se me hace justicia al contratarme tres tardes en San Isidro".

Más información

También se queja Ruiz Miguel de que tanto empresarios como afición están tan acostumbrados a sus gestos que no los valoran debidamente. Pone el ejemplo de su feliz intervención tras la cogida de Pepe Luis Vargas en Sevilla, cuando unió con su mano derecha las dos partes de la femoral, que el toro había destrozado, como otra de las cosas importantes que ha hecho y de las que no se habla."En aquel momento", dice, no era consciente de la importancia que iba a tener esta intervención mía, hasta que el doctor Vila me dijo que había salvado la vida a Vargas. Sin embargo, el protagonismo y la fama se los han llevado otros que también ayudaron".

Viene a jugársela

Afirma Ruiz Miguel que viene a Madrid a jugársela, como siempre: "Todos los años tengo que apretar fuerte en Las Ventas para ganarme puestos en carteles de otras ferias". El gaditano ha triunfado en multitud de ocasiones en esta plaza, en la que reconoce encontrarse muy a gusto: "Lo malo es que estos éxitos se olvidan de una temporada para otra y es como volver a empezar. ¿Quién se acuerda ya de nii hazaña de matar seis Victorino aquí en 1986?".

Hoy hace su primer paseíllo en la feria, junto a Morenito de Maracay y Rafael Camino, que confirma la alternativa. Lidiarán toros salmantinos de Puerto de San Lorenzo.

El venezolano Morenito de Maracay acaba de regresar de América, donde ha realizado una amplia y brillante temporada, obteniendo diversos galardones al triunfador de varias ferias. Intentará repetir el éxito que alcanzó en el pasado ciclo isidril, en el que cortó una oreja a un toro de Pablo Romero. "Al ser la única corrida que toreo", comenta, "tengo que salir a por todas desde el principio".

1986, año difícil

Morenito no sacó demasiado provecho en 1986 de aquel triunfo. Su apoderado, Luis Álvarez, lo explica de esta manera: "Fue un año difícil, con pocas corridas y los carteles de las grandes ferias muy cerrados a las novedades, pero, al parecer, en esta temporada se darán más festejos, lo que intentaremos aprovechar".

En esta ocasión, el venezolano piensa obtener mayor fruto del supuesto triunfo: "Quiero ser el mejor de todos los toreros americanos que venimos a la feria de San Isidro. Esto me servirá al menos para ser contratado en Hispanoamérica otras 30 tardes, como ha sucedido en el pasado invierno", declaró.

Por otra parte, continúan las quejas del público acerca de las dificultades que representa encontrar entradas para las corridas de la feria. No obstante, ayer, que se suspendió la corrida, los revendedores compraban entradas a los espectadores, a menor precio del nominal, para a su vez reintegrarse este último en las taquillas .

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 16 de mayo de 1987.