Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Luján refleja sus grandes aficiones en 'Decidnos, quién mato al conde'

"La novela me ha permitido tratar a un personaje que me obsesiona", explica el escritor

Néstor Luján ha conseguido reunir sus grandes aficiones en Decidnos, quién mató al conde, la novela que ha obtenido el III Premio Internacional de Novela Plaza & Janés: el gusto por las novelas policiacas y de intriga, los libros de aventuras, el siglo XVII, y por encima de todo, afirma el escritor, "me ha permitido tratar a un personaje que me obsesiona: Juan de Tassis, conde de Villamediana, uno de los poetas más punzantes y con más mala intención del siglo XVII". Luján explica, en entrevista celebrada pocas horas después de obtener el premio, que ha cuidado al máximo los detalles históricos.

Luján ha escrito -o mejor dicho, dictado- su primera novela en el tiempo récord de un mes y lo ha hecho siguiendo su peculiar sistema de trabajo: "La dicté de madrugada a un magnetofón. Yo trabajo habitualmente desde las cinco y media de la madrugada hasta las diez, que es cuando generalmente nace la gente para el trabajo". Tampoco, según su personal método, tomó notas ni siquiera preparo esquemas, tenía toda la historia en la cabeza. Y, aunque es difícil imaginar que una historia tan complicada, con siete tramas diferentes, fragmentos de obras de Góngora, Quevedo y otros tantos poetas haya podido ser escrita así, la verdad es que así lo ha hecho. Sólo se llevó a Martinet de Cerdanya, donde escribió la novela, unos pocos libros de consulta."No he tenido problemas. Es una época, el XVII francés y español, que conozco bastante bien", explica el escritor, "el cardenal de Retz, Moliére, Lafontaine, probablemente el mejor de los poetas... y España, que vive los momentos más brillantes de la literatura castellana. He pasado tantos años leyendo a estos autores, leyendo libros eruditos, que me he sentido perfectamente cómodo con mi novela". Aburrido por la lectura de algunas novelas, Luján pensó que quizá era el momento de escribir la suya propia: "Mi afición por las novelas policiacas y de intriga, por los libros de aventuras, como Ivanhoe o La isla del tesoro, y por la historia me hicieron pensar que podía ligar estos géneros en una novela sobre el conde de Villamediana".

Con todos estos ingredientes y con un profundo conocimiento de la literatura castellana ha construido una novela insólita en el actual panorama español. La historia cuenta la encuesta realizada por el caballero alemán Von Stein para descubrir los verdaderos motivos del asesinato de Villamediana. "Fue un crimeri político -como casi todos-", explica Luján, "instigado, preparado quizá cuidadosamente por el conde de Olivares, pero que, a la vez, pudo ser cometido por otras seis personas por seis razones distintas". El escritor desecha el séptimo motivo, que atribuye el asesinato de Villamediana a que éste mantuvo amores con la reina Isabel de Borbón.

En la investigacion intervienen personajes como Góngora -el prólogo es una carta de Góngora escrita al día siguiente de la muerte del conde en que narra el asesinato-, Quevedo -que explica cómo era Villamediana- y otros escritores como Lope de Vega o Antonio Hurtado de Mendoza.

El 75% de los personajes que aparecen en la novela tienen autenticidad histórica y el resto son imaginarios, como el investigador alemán. Luján ha cuidado al máximo los detalles y la verosimilitud histórica, tanto de los personajes reales como de los inventados. "He tenido el propósito, quizá demasiado ambicioso, de que no haya ningún anacronismo, o los menos posibles. Me gustaría que todo lo que pretendo que sea exacto lo fuese. Me horrorizan los pastiches", dice.

Luján decidió presentarse al premio porque, explica, "sentía una gran inseguridad en mí mismo y me pareció oportuno participar y contrastar en una competición literaria. Por otra parte, no oculto que me sedujeron los cinco millones y el hecho de que el premio comporta que la novela sea publicada en Alemania Occidental". El escritor finaliza estos días su segunda novela, La estancia del caballero Casanova en Barcelona, escrita en catalán.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 14 de marzo de 1987