Hassan II 'reflexiona' sobre Ceuta y Melilla

El rey Hassan II de Marruecos aseguró ayer que su país no tiene en el olvido a los musulmanes de Ceuta y Melilla -comunidad que dijo estar compuesta por "fieles súditos", y ciudades que definió como "nuestras" y recordó que recientemente se había dirigido "al Gobierno amigo del Reino de España" para proponerle "la constitución de una célula de reflexión con la misión de estudiar el problema de los presidios". El soberano alauí hizo estas observaciones en un discurso televisado a todo el país con motivo de las fiestas conmemeorativas del 26ª aniversario de su llegada al trono, en el curso del cual también envió un mensaje de apoyo a las tropas acantonadas en el Sáhara.

Más información

Los marroquíes escucharon el tradicional discurso del trono durante la sobremesa, instantes después de que concluyera en el palacio real de Rabat una ceremonia de expresión de votos al monarca a la que acudió el Gobierno y el Parlamento, el mando militar y el cuerpo diplomático. En el curso de este acto, al que asistieron como invitados el secretario del Tesoro norte americano, James Baker, y el embajador de Estados Unidos ante la ONU, el general Vernon Walters, Hassan II saludó brevemente y por primera vez al nuevo embajador de España en Rabat, Joaquín Ortega, que aún no ha presentado cartas credenciales.El rey de Marruecos, en un discurso de menos de una hora, tardó casi media en hacer referencia a Ceuta y Melilla. Lo hizo tras invocar a su padre, el fallecido Mohamed V, "el guía de la lucha nacional, el dirigente de nuestro combate, el líder de la liberación y el destructor de las cadenas que han tenido prisioneras a nuestra dignidad y a nuestra soberanía".

Éstas fueron sus palabras: "Tomando como ejemplo la escuela de nuestro llorado padre e inspirándonos en su alta visión política, en la que prevaleció en todo momento el diálogo, no olvidamos evidentemente la suerte de nuestros fieles súbditos residentes en nuestras dos ciudades de Ceuta y Melilla y en las islas de su entorno".

Propuesta a España

Y precisó: "De este modo hemos propuesto al Gobierno amigo del Reino de España la constitución de una célula de reflexión con la misión de estudiar el problema de los presidios, cuya solución se deberá encontrar en la salvaguardia de los derechos imprescriptibles de Marruecos y en los intereses vitales de España en la región".

En opinión de observadores consultados, salvo el mensaje indirecto a los pobladores musulmanes de Ceuta y Melilla y la inclusión de la palabra "nuestras" al referirse a estas dos ciudades, Hassan II lo que ha tratado con esta referencia es darle una dimensión popular y de voz propia a la propuesta recogida recientemente en Rabat por el ministro del Interior español, José Barrionuevo, para negociar conjuntamente el futuro de los dos enclaves.

La otra cuestión esperada de este discurso, el problema del Sáhara y los recientes combates violentos entre el Ejército marroquí y el Frente Polisario (más de 200 muertos en ambos lados), Hassan II la centró en un elogioso mensaje de solidaridad y apoyo a las fuerzas militares y policiales acantonadas en lo que fue anterior colonia española, con referencias a la lealtad y a la fidelidad hacia las instituciones de quienes la componen.

Expresiones como "nuestra satisfacción por la manera con la que cumplen con su deber", nuestra confianza en su seriedad y determinación", "nuestros sentimientos paternales y nuestra consideración", "permanente admiración", "excepcional valentía", "intransigente voluntad de obrar con competencia", "prueba cabal de fidelidad" y "ejemplar heroísmo" fueron pronunciadas por el rey. Dijo Hassan que estas fuerzas "velan desde hace años, con una permanente vigilancia, y están dispuestas a defender nuestro Sáhara y a abortar también todo ataque contra esta parte muy querida de nuestro pueblo".

El soberano alauí, en el preámbulo de estas dos cuestiones, hizo referencia también a la posición geográfica de su país, que definió de "excepcional". Esta posición, elogiada la víspera por el general Walters, le ha supuesto a Marruecos, en opinión del rey, " muchas envidias, pero nos ha permitido implantar nuestra civilización y nuestro genio fuera de las fronteras".

Para Hassan II, "a excepción de raros períodos en los que hemos vivido encogidos", en alusión a la etapa colonizadora hispano-francesa, "tanto la historia como la posición geográfica nos ha hecho ser un país abierto, y las relaciones que hemos sabido mantener con otros países han constituido para nosotros un elemento muy fecundo y enriquecedor Marruecos es tierra de tolerancia y cohabitación, la unidad nacional jamás ha sido quebrantada gracias al genio marroquí, y la monarquía ha sido la salvaguardia de cualquier intento de desviarnos de nuestra propia personalidad".

[El rey Juan Carlos envió un mensaje de felicitación a Hassan II, según informaron fuentes oficiales citadas por Efe.]

[La reacción del Gobierno español al discurso se remite a las palabras pronunciadas la semana pasada por el presidente Felipe González en el debate sobre el estado de la nación: "Desde 1497, la ciudad de Melilla ha sido construida y habitada por ciudadanos españoles en su inmensa mayoría ... ]

[La matanza de borregos anunciada para ayer en las mezquitas de Melilla no se celebró, ni tampoco cerraron los comercios, a pesar de la actuación de algunos piquetes, informa Avelino Gutiérrez. La ausencia del autoexiliado líder musulmán Aomar Mohamedi Dudú en los actos celebrados en la localidad marroquí fronteriza de Beni-Enzar sugiere la posibilidad de que asista hoy en Rabat al acto de rendimiento de pleitesía al monarca.]

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 03 de marzo de 1987.

Lo más visto en...

Top 50