Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno vasco presionará para que sea readmitido el niño expulsado

La Consejería de Educación del Gobierno vasco intentara persuadir a la dirección del centro María Goretti, de Durango (Vizcalva), para que readmita a Israel Pagalday, cuya inscripción fue rechazacla por considerarlo susceptible de contagiar el SIDA. La dirección del centro ha desatendido el dictamen del Gobierno vasco, que ordena su readmisión.La dirección del centro María Goretti, que es propiedad de las Hermanas Pasionistas, ha alegado la existencia de informes médicos que consideran la posibilidad de contagio de los compañeros de Israel Pagalday, cuya madre murió a causa del SIDA. Fuentes del Gobierno vasco desmentían ayer este extremo.

Según la Consejería de Educación, las normas que han provocado el dictamen favorable a la readmisión fueron elaboradas por el Servicio Vasco de Salud (Osalidetza). El informe se elaboró en base al análisis del niño y, a las experiencias habidas, especialmente en Estados Unidos y Canadá, de casos similares.

El informe médico señala que Israel Pagalday es portador de anticuerpos contra el SIDA, lo que le descarta como "agente portador". La dirección del centro ha alegado la existencia en el informe de recomendaciones contra el contagio.

Fuentes del Gobierno vasco fueron especialmente escrupulosas en señalar que no se ha amenazado al centro con la retirada de las subvenciones públicas que recibe.

[Por su parte, la Asociación Pro Derechos Humanos denunció ayer que la decisón adoptada por la direción de este colegio vulnera el artículo 14 de la Constitución "al darle un trato discriminatorio y privarle del derecho a la educación que ampara y protege el artículo 27, informa Efe.]

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 18 de febrero de 1987