Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Namphy pospone la reforma de estructuras en Haití hasta que haya un Gobierno democrático

Puerto Príncipe

El presidente del Consejo Nacional de Gobierno (CNG) de Haití, teniente general Henri Namphy, ha reconocido, al cumplirse un año de la caída del dictador Jean-Claude Duvalier, que "no se ha producido un milagro" y que la "reforma de estructuras necesaria" deberá realizarse por el futuro gobierno constitucionalmente elegido, que, según el calendario político fijado, tomará posesión dentro de un año.

JOSÉ COMAS, ENVIADO ESPECIAL, La conferencia de prensa de Namphy, celebrada en el palacio presidencial, que emerge como una enorme tarta de merengue en el centro de Puerto Príncipe, mostró que al menos los periodistas haitianos han conquistado la palabra. Sin la menor inhibición, una joven periodista de radio acusaba a Namphy y al CNG de "falta de madurez". Otros se lanzaron contra el general por no hablar en creole, el dialecto local, que desde la caída de Duvalier domina la comunicación en el país, donde apenas un 15% entiende el francés oficial. En la declaración de prensa Namphy presentó el balance del año de Gobierno del CNG: "Los medios populares esperaban un milagro que no se produjo", las posiciones extremistas "han colocado el país al borde de la catástrofe" y el CNG "no se ha dejado ganar por la tentación totalitaria a la que parecían querer dirigirlo algunos extremistas". En la parte positiva de su Gobierno, Namphy mencionó la creación en el país de "un clima de expansión de las libertades públicas" y aludió expresamente a las de expresión, asociación, manifestación y a la restauración de la imagen de Haití en el extranjero y de confianza de los inversores en la solidez de las finanzas públicas.Para 1987 Namphy fija un objetivo central: el cumplimiento del calendario político, que debe dar a Haití una Constitución y elecciones parlamentarias y presidenciales en noviembre. Este calendario tendrá que culminar, exactamente dentro de un año, con la toma de posesión de un presidente libremente elegido. Namphy volvió a asegurar que no alberga ningún tipo de ambición política personal y que dentro de un año entregará el poder.Según el general, "un Gobierno constitucional y democráticamente elegido, beneficiario de la confianza de la mayoría, podrá realizar las reformas de estructura necesarias para sacar al país de su estado crónico de subdesarrollo". La pregunta que surge deforma casi automática es si el pueblo haitiano tendrá la paciencia necesaria para esperar otro año unas reformas estructurales imprescindibles, sometido a una implacable política económica neoliberal que condena al hambre, la miseria y la muerte a miles de personas. La conmemoración de la caída de Duvalier coincidió ayer con la detención de cinco dirigentes opositores. Se trata de Lina McNally, de la Liga Democrática de Mujeres del Campo; François Pierre-Louls, administrador del diario Haiti-Progrés,Kermedy Blam, de la Unión de Fuerzas Democráticas; Daniel Narcisse, del Partido Democrático; y Max Dubois, del Partido de Unión Nacional.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 8 de febrero de 1987

Más información

  • Detenidos cinco opositores en el aniversario de la caída de Duvalier