ECOLOGÍA

Prohibida la caza de aves acuáticas en las provincias de Toledo y Ciudad Real

La Consejería de Agricultura de la junta de Castilla-La Mancha ha prohibido, mediante una orden con fecha de ayer, la caza de aves acuáticas en las provincias de Ciudad Real y Toledo, lo que motivará la suspensión de las actividades cinegéticas que los propietarios de las lagunas artificiales de Quero y Villafranca tenían previsto celebrar el próximo domingo.La prohibición, establecida sólo temporalmente hasta el próximo 2 de noviembre, ha sido justificada oficialmente por el último incendio que se produjo en el parque nacional de las Tablas de Daimiel. Este suceso ha hecho que las aves acuáticas, que suelen anidar en estas zonas húmedas, se hayan visto obligadas a concentrarse en lugares como las lagunas de Quero y Villafranca, donde, de no adoptarse medidas por parte de la Administración, podrían "ser objeto de un aprovechamiento desordenado y contrario a la legislación cinegética actualmente en vigor".

En los últimos días, numerosas organizaciones ecologistas habían solicitado la suspensión de las cacerías en el entorno de Quero, poniendo de relieve el posible incumplimiento del artículo 31 de la ley de caza, que establece la prohibición de cazar en los llamados "días de fortuna", es decir, en aquellos en que los animales se ven obligados a concentrarse en determinados lugares.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS