Una actuación de Els Joglars, retrasada por un sabotaje en lainstalación eléctrica

Un sabotaje en una línea de conducción de energía eléctrica, provocado por el lanzamiento de dos sirgas de acero sobre los cables, de alta tensión, provocó la suspensión, durante dos horas, de la representación de la obra teatral Los virtuosos de Fontainebleau, del grupo Els Joglars, en Olite, Navarra, el sábado por la noche.Alrededor de una veintena de jóvenes ultraderechistas provocaron diversos incidentes en los exteriores del recinto en el que había comenzado a desarrollarse la función teatral. Apenas 10 minutos después de iniciada la, obra apedrearon a algunos espectadores que, en número de 2.800, asistíain, a la función abarrotando las gradas al aire Ubre instaladas junto al castillo medieval de Olite, en el marco de los Festivales de Navarra. Tres personas fueron atendidas con heridas de carácter leve.

Acudiendo a una pitada convocada en desagravio a la Virgen, Iiicieron sonar algunos silbatos intentando boicotear la representación. Numerosos miembros de los servicios de orden se enfrentaron a los ultras, produciéndose algunos incidentes. Un joven contratado de este servicio fue agredido por ultraderechistas y tuvo que ser evacuado en una ambulancia; sufrió diversos golpes en la cara que necesitaron algunos puntos de sutura. Minutos después, un apagón provocado dejó sin luz a la local¡dad de Olite y pueblos circuridantes.

Luz de los bomberos

Tras dos horas de interrupción, y restablecido el orden en los alrededores, fuertemente vigilados por efectivos de la Guardia Civil con material antidisturbíos, Els Joglars representaron la función ayudados por equipos electrógenos de los bomberos del parque provincial de Tafalla. Fuerzas Eléctricas de Navarra (FENSA) logró restablecer la luz en la localidad a las ocho horas de ayer, domingo.

El actor del grupo y relaciones públicas, Jaume Collell, señaló ayer que lo más importante fue "llevar la representación a término, aun con precariedad de equipos técnicos". Respecto a la actitud de los jóvenes ultras recalcó que "el teatro que hacemos es pura ficción, pura broma, 3, el problema de esta gente es de psiquiátrico".

Al anunciarse la programación de Los virtuosos de Fontainebleau en el Festival de Olite, el senador del Partido Demócrata Popular (PDP) por Navarra Jaime Ignacio del Burgo envió una carta al consejero de Cultura del Ejecutivo faral solicitando la suspensión del espectáculo, por considerar que éste hiere los sentimientos de los católicos. Al no obtener respuesta, presentó una denuncia en la audiencia de Pamplona, alegando un posible delito en contra de "la garantía de los derechos fundanientáles y la libertad de conciencia". Els Joglars anunciaron el viernes una querella contra Del Burgo por sus acusaciones.

Octavillas y comunicados sin firma habían sido distribuidos en distintos puntos; en ellos se pedía una "protesta ruidosa en defensa de la Virgen nuestra madre". La protesta, se instruía, debía consistir en hacer sonar "todo tipo de instrumentos ruidosos" durante la representación.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS