Pujol asegura que son los fiscales, no él, quienes hablan de Banca Catalana

El presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, declaró anteanoche en el aeropuerto de El Prat, antes de emprender viaje a Argentina, que no pensaba hacer declaraciones sobre las acusaciones formuladas por el ministerio fiscal en la petición de procesamiento contra 17 ex directivos de Banca Catalana, entre los que se encuentra él.

Pujol declaró textualmente: "Sobre este tema no. En fin, iba a decir que me da un poco de risa, pero no. He dicho siempre que no hablo más de eso. Hablar de este tema ya lo hacen los fiscales, pero yo no. Yo lo que hago es ir a la Argentina y me gustaría que no me hicieran perder el tiempo con otras cosas".

El catedrático y ex ministro Manuel Jiménez de Parga, que figura en el escrito de los fiscales como una de las personas cuyo nombre fue utilizado sin su conocimiento como supuesto titular de créditos ficticios, afirmó ayer que jamás ha mantenido relaciones de clase alguna con Banca Catalana. "Ni siquiera tuve una cuenta corriente con ellos", dijo.

Jordi Pujol y su séquito llegaron ayer, poco después de las tres de la tarde (hora peninsular española), a Buenos Aires, donde fueron recibidos por por el alcalde de la ciudad, Julio César Saguier. El vuelo llegó con retraso a causa de la demora de casi dos horas en la salida de Barcelona, motivada por el registro del avión tras recibirse una falsa amenaza de bomba.

"La presencia y el trabajo de 60.000 catalanes en la construcción de Argentina es la más firme expresión de lo que sentimos por este país", dijo Pujol al llegar a Buenos Aires, informa José Luis Martínez Ibáñez. Pujol agradeció haber sido distinguido como huésped de honor del presidente argentino, Raúl Alfonsín, con quien se entrevistará el próximo lunes.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS