Paul Taylor abre el Festival Internacional de Santander

Una representación coreográfica a cargo de The Paul Taylor Dance Company, de Estados Unidos, inaugura hoy el 352 Festival Internacional de Santander (FIS). Con 200 millones de gastos, un 13% más elevados que el año precedente, el FIS hará frente a su financiación mediante el logro en taquillas del 40% del presupuesto y cubrirá el resto con subvenciones oficiales y de entidades públicas y privadas.José Luis Ocejo, que dirige su séptimo festival consecutivo, ha declarado a EL PAÍS que la estructura programática responde a cánones tradicionales, esto es, a cuatro ciclos muy definidos: sinfónico-coral; el de ballet, danza, teatro y poesía; los recitales de música de cámara, y numerosas representaciones por localidades de la región teniendo como escenario monumentos históricos.

En teoría, éste debería ser el penúltimo año de la legendaria plaza Porticada como escenario del FIS, puesto que está en marcha, desde hace meses, la construcción del Palacio de Festivales y Congresos de Santander, con capacidad para 2.200 plazas y 1.200 millones de pesetas de presupuesto, frente a la dársena de Puertochico. Sin embargo, respecto de la plaza que ha sido asentamiento del festival desde su creación, José Luis Ocejo afirma: "No tengo nada claro que la Porticada deba desaparecer en el futuro porque es la esencia del festival y lo que se haga con ella durante los meses de verano responderá a una decisión política"

El FIS se clausurará a finales de agosto. A lo largo de más de un mes, decenas de representaciones artísticas tendrán su escenario no sólo en la capital, sino en 15 localidades de la región. A la vista del programa, su director no quiere hablar de una sola "noche gloriosa", sino de "varias jornadas en la cumbre artística", como pueden ser el 1 y 2 de agosto con la representación de Coriolano, de Shakespeare, magna coproducción con el Festival de Mérida y el English Council. El jueves 21 de agosto está reservado a la Sinfonía número 8, de Mahler, con la Orquesta Sinfónica NDR de Hamburgo y el concurso de muy destacados coros, entre ellos el donostiarra, y varios eximios solistas dirigidos por Frühbeck de Burgos, tan ceñido a la historia del FIS en sus primeros años. Un verdadero evento de muy complejo montaje.

Las sinfonías de Beethoven

Y 33 años después de tan memorables noches musicales a cargo de la Nacional y el Orfeón Donostiarra, conducidos por Argenta y Gorostidi, que aportaron al naciente festival sus mejores talentos, otro director español, Miguel Ángel Gómez Martínez, tendrá a su cargo el trabajo de la Orquesta Sinfónica de RTVE en un ciclo, entre el 4 y el 8 de agosto, dedicado a Beethoven, que comprende sus nueve sinfonías. Una lápida perpetúa los históricos conciertos de Argenta, tan dolorosa como prematuramente desaparecido, en el mismo escenario de la Porticada al que Beethoven vuelve ahora con el despliegue de sus más universales obras.Destacan también numerosos estrenos de artistas españoles y compañías coreográficas; la presencia de Lorin Maazel, que dirigirá The London Simphony Orchestra los días 14 y 15 de agosto, dedicados a Chaikovski, Beethoven y Mahler.

Por primera vez en la historia del festival, los espectáculos comenzarán a las 22.30, con una puntualidad castrense. La maratón artística de agosto será así algo más llevadera para quienes alternen el trabajo diario con su devoción por la plaza Porticada.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS