Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Estados Unidos, condenado por el tribunal de La Haya a indemnizar a Nicaragua

El tribunal internacional de justicia de la ONU condenó ayer a EE UU por sus actividades militares y paramilitares contra Nicaragua y fijó una indemnización provisional de unos 52.500 millones de pesetas, que deberá pagar Washington a Managua. El ministro de Asuntos Exteriores sandinista, Miguel d'Escoto, presente en La Haya, reaccionó inmediatamente a la divulgación de la sentencia, celebró la "condena de forma clara e inequívoca de la política ilegal del coloso norteamericano" y dijo: "La pequeña Nicaragua tiene ahora derecho a la vida y a la paz". Al saber la decisión, Managua anunció que piensa pedir una indemnización a Washington a través de los propios tribunales norteamericanos.

Hace ahora dos años, Managua denunció ante el tribunal a Washington, que, por su parte, consideró incompetente a. esta instancia jurídica internacional. La principal institución jurídica de la ONU desatendió, sin embargo, la petición norteamericana y antes de emitir su veredicto definitivo empezó por pedir a EE UU que "cese su acción tendente a impedir el acceso a los puertos nicaragüenses", sobre todo con la colocación de minas. Esta decisión del tribunal incitó a Washington a seguir una política de la silla vacía. Sus representantes se han negado a asistir a las audiencias.[Estados Unidos ignoró ayer, efectivamente, la decisión del Tribunal Internacional de Justicia de La Haya. Un portavoz, del Gobierno afirmó: "Nuestra. política en Centroamérica es absolutamente consecuente con el derecho internacional", informa desde Washington, Francisco G. Basterra. La Administración de Ronald Reagan subrayó que las decisiones del Tribunal Internacional de la Haya no son ejecutivas.

El portavoz del Departamento de Estado, Charles Redaman, sugirió que, en caso de que la decisión trate de llevarse, para su ejecución, al Consejo de Seguridad, EE UU utilizaría su derecho para vetarla. "La decisión de La Haya demuestra que el tribunal no está preparado para tratar un caso de esa naturaleza con hechos complejos e información de inteligencia", afirma un comunicado hecho público ayer por la Administración.

Nada más saber la decisión del tribunal de La Haya, el Gobierno de Nicaragua anunció que piensa pedir una indemnización de mil millones de dólares (140.000 millones de pesetas) a Estados Unidos a través de los propios tribunales norteamericanos. Managua busca compensaciones por pérdidas que afirma haber sufrido al combatir a la contra, la fuerza antisandinista apoyada por Washington.]

Empleo de la fuerza

Al cabo de dos años, los 15 magistrados del tribunal condenaron ayer en su sentencia a Estados Unidos por mayoría de 12 contra tres votos y por varios motivos que incluyen desde la violación del derecho internacional consuetudinario, por intervenir en los asuntos de otro Estado al haber financiado, entrenado y armado a la contra y hasta por el empleo de la fuerza en los ataques contra Puerto Sandino y la base naval de Potosí.El tribunal de la ONU, cuya sede está en el Palacio de la Paz de La Haya, rechaza también tajantemente el argumento norte americano que invoca la legítima defensa colectiva" y alega, para justificar su actuación frente al régimen sandinista, que Nicaragua ha brindado ayuda a la guerrilla salvadoreña. Por todos estos motivos, la sentencia insta a Washington a "que ponga inmediatamente fin y renuncie a cualquier acto que constituya una violación de sus obligaciones jurídicas". y le obliga a reparar los "daños causados" a Nicaragua.

Los jueces consideran incluso "apropiada la petición nicaragüense que prevé que la naturaleza y la cuantía de la reparación sean determinadas en una fase ulterior del procedimiento" jurídico, pero a la espera de que sea fijada la cantidad exacta, solicita a EE UU que sean concedidos, en principio, al país centroamericano unos 52.500 millones de pesetas. El tribunal concluye con un llamamiento a ambas partes, en el que les recuerda "la obligación que les incumbe de buscar una solución a sus divergencias mediante medios pacíficos y en conformidad con el derecho internacional". Los magistrados que se han opuesto a la mayoría de los artículos de la sentencia han sido el japonés, el británico y el norteamericano.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 28 de junio de 1986

Más información

  • Washington rechaza la sentencia