Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Junta de Andalucía aprueba nuevas actuaciones de reforma agraria, pese a la reiterada oposición judicial

El Gobierno andaluz aprobó en su reunión de ayer la declaración ¡le zona regable para unas 4.000 hectáreas de la comarca de Écija, en la provincia de Sevilla. La puesta en regadío de esta extensión va a requerir la expropiación de unas 1.750 hectáreas de varias fincas de la comarca, entre las que se encuentra El Humoso, propiedad del duque del Infantado Para realizar las expropiaciones, la Junta de Andalucía se acogerá a la ley de Reforma y Desarrollo Agrario, aprobada en el año 1973, en los tiempos en que el almirante Carrero Blanco ocupaba la presidencia del Gobierno del general Franco.

La decisión del Gobierno regional se adoptó 24 horas después de que la Audiencia Territorial de Sevilla hiciera público el auto que suspende cautelarmente el segundo decreto de actuación de reforma agraria para la comarca de Antequera.La sentencia, que supone un nuevo revés para los intentos de la Junta de Andalucía para poner en marcha la ley de Reforma Agraria, considera que el decreto elaborado por la Consejería de Agricultura abre irregularmente un nuevo plazo de declaración forzosa y para los incluidos en el pago del impuesto de infrautilización de tierras.

La Audiencia Territorial de Sevilla había dictado durante el pasado mes de abril una sentencia que invalidaba las 12 expropiaciones de uso decretadas en Antequera, por entender que no se había completado el trámite de audiencia para los afectados por expropiaciones.

Esta es la tercera sentencia de la Audiencia Territorial de Sevilla contra actuaciones de reforma agraria emprendidas por el Gobierno autonómico de Andalucía.

Además de las dos sentencias contrarias a los decretos de actuación para la comarca de Antequera, la Audiencia suspendió el reglamento de la, ley alegando la falta de dictamen previo del Consejo de Estado.

Oposición de la CNAG

En todas las ocasiones, los tribunales han actuado a instancias de organizaciones agrarias afiliadas a la Confederación Nacional de Agricultores y Ganaderos (CNIAG), asociada a su vez a la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) y mediante recursos elaborados por el catedrático y ex ministro de la Unión de Centro Democrático (UCD) Manuel Clavero Arévalo. También, en todas las ocasiones, la Junta de Andalucía ha recurrido las sentencias ante el Tribunal Supreino.

El cúmulo de sentencias contra la reforma agraria y de recursos presentados por el Gobierno regional ha creado una compleja de ación jurídica. La Junta ha elaborado ya dos reglamentos para la ley -el primero espera 19 sentencia favorable del Tribunal Supremo, y el segundo está pendiente del dictamen del Consejo de Estado-, tiene decretadas expropiaciones en Antequera que no puede ejecutar y, por último ha tenido que paralizar las actuaciones en otras siete comarcas que habían sido declaradas zonas de actuación de la reforma agraria.

El Gobierno autonómico, encabezado por Rodríguez de la Borbolla, está teniendo grandes dificultades para utilizar su principal objetivo de política económica, la reforma agraria, como arma electoral.

La Junta aprobó el pasado 30 de abril un denominado "decreto puente" para poder realizar actuaciones de reforma agraria, sin utilizar la ley andaluza y acogiéndose a los procedimientos establecidos en la ley de Fincas Manifiestamente Mejorables de 1979 y en la de Reforma y Desarrollo Agrario de 1973. Sin embargo, en las medidas aprobadas ayer sí se utilizarán algunas vías previstas en la ley de Reforma Agraria.

Pacto con el SOC

Utilizando este decreto, el Gobierno aprobó ayer la declaración como zona de regadío de unas 4.000 hectáreas en la comarca de Écija.

Esta medida puede desembocar en la,expropiación de unas 1.750 hectáreas, en las que serían asentadas 17 cooperativas de trabajadores agrarios que totalizarían unos 255 puestos de trabajo fijo.

Las actuaciones en estas zonas fueron pactadas en agosto de 1985 entre el presidente del Gobierno andaluz, Rodríguez de la Borbolla, y el alcalde de Marinalleda y líder del Sindicato de Obreros del Campo (SOC), Juan ,Manuel Sánchez Gordillo.

En una de sus habit6les campañas de ocupaciones de fincas, que se repiten puntualmente cada mes de agosto, el líder jornalero reivindicó que se realizasen expropiaciones agrarias en esta zona, así como la transformación en regadío de más de 4.000 hectáreas.

Durante los últimos días, Sánchez Gordillo ha venido realizando, al frente de un grupo de unos 400 jornaleros, nuevas ocupaciones de las fincas El Humoso, propiedad del duque del Infantado, Fuentedueñas, San Miguel y El Siervo. Todas ellas quedarán afectadas por la medida aprobada ayer.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 29 de mayo de 1986

Más información

  • El Gobierno autónomo acometerá un plan de regadíos que supone expropiar 1.750 hectáreas