Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Washington estudia medidas para que sus compañías de petróleo sigan en Libia

La Administración de Ronald Reagan está considerando la posibilidad de conceder nuevas licencias a las compañías petrolíferas norteamericanas para que puedan seguir trabajando en Libia, según ha declarado un alto funcionario gubernamental. El funcionario señaló que los departamentos de Estado y del Tesoro están estudiando eventuales medidas para que estas compañías no tengan que someterse a las sanciones económicas que Reagan anunció contra Libia hace tres semanas.Conforme a estas sanciones, todos los ciudadanos estadounidenses -unos 1.500- tenían que salir de Libia, y todas las compañías norteamericanas tendrían que poner fin a sus relaciones comerciales con el país norteafricano a partir de hoy. Las sanciones fueron impuestas tras los ataques terroristas de diciembre en los aeropuertos de Roma y Viena, que, según Reagan, fueron apoyados por el régimen de Muarrimar el Gaddafi.

Washington empezó a considerar la posibilidad de conceder nuevas licencias cuando las cinco principales compañías petrolíferas norteamericanas en Libia -Occidental, Conoco, Marathon, Amerada Hess y W. R. Grace- declararon que si abandonaban el país, Gaddafi se quedaría con un equipo valorado en millones de dólares. Estas compañías, que producen aproximadamente la tercera parte de los 1,2 millones de barriles diarios de petróleo libio, también han investigado las posibilidades de traspasar sus operaciones a compañías subsidiarias.

Mientras tanto, prosigue el éxodo de ciudadanos norteamericanos de Libia. El jueves abandonaron el país unas 100 personas, entre ellas una media docena de altos ejecutivos del petróleo. Fuentes diplomáticas y comerciales indican que las compañías habían suspendido sus exportaciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 1 de febrero de 1986