Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Donaciones de 36 grandes artistas del siglo XX integran una exposición de homenaje a Joan Miro

La muestra se inaugurará el próximo 23 de enero en Barcelona

Obras donadas o cedidas por 36 de los más significativos artistas del siglo XX que fueron amigos de Joan Miró o tuvieron relación con Barcelona se exhibirán a partir del próximo 23 de enero en la Fundación Miró de Montjuïc como homenaje mundial a Miró, de cuyo fallecimiento se cumplieron dos años el pasado 25 de diciembre. Los preparativos de la exposición comenzaron a mediados de 1984 y han incluido negociaciones directas con todos los artistas vivos o con sus herederos o representantes, para que hiciesen donaciones de obra, cesiones en depósito o préstamos a largo plazo. Ha habido muy pocas negativas, lo cual, según los organizadores, se debe a "la generosidad de Miró y los muchos amigos que tenía en el mundo del arte contemporáneo".

"La idea de un homenaje internacional a Joan Miró fue propuesta por el arquitecto Oriol Bohigas muy poco después de la muerte del artista", explica Victoria Combalía, crítica de arte y comisaria de esta exposición, para la que ha llevado a cabo las negociaciones necesarias con los artistas o sus representantes, en colaboración con los responsables de la Fundación Miró. "Se trataba", señala Combalía, "de hacer el homenaje internacional a Miró y al mismo tiempo formar un pequeño fondo de colección pública de arte contemporáneo. Para este propósito, el homenaje era una posibilidad única de tener obras que de otro modo no se podrían tener".Uno de los escollos a superar en la organización del homenaje ha sido la poca propensión de la mayoría de grandes artistas contemporáneos -al revés de lo que solía hacer Miró- a donar sus obras. En el caso de artistas fallecidos y altamente cotizados, las gestiones han sido aún más arduas. Ha habido incluso algunas negativas, alguna de ellas categórica, como la del recientemente fallecido Jean Dubuffet, quien, contactado en su momento, dijo que "no todo el mundo es tan generoso como Joan Miró".

"El sistema de pedir donaciones era el único que estaba a nuestro alcance y, al mismo tiempo el que quizá nos podía servir mejor", explica Victoria Combalía. "Por una parte, hemos debido trabajar sin ningún apoyo político y con una completa falta de presupuesto; por otro lado, hemos debido utilizar algo que es un demérito, que es la -conciencia de la comarcalidad artística del país".

Antes de iniciar las gestiones cerca de los artistas, la Fundación Miró entró en contacto con algunas personalidades relevantes del mundo del arte contemporáneo, con vistas a la formación de un patronato internacional que supervisara la selección de artistas y avalase la idea. Esta iniciativa fue favorablemente acogida y el patronato internacional quedó constituido por Alanm Bowness, director de la Tate Gallery londinense; Jacques Dupin y Jean Leymarie, estudiosos franceses de la obra de Miró; Pierre Matisse, hijo del pintor Matisse y marchante de Joan Miró; Werner Schmalenbach, introductor de la obra de Miró en Estados Unidos; James Johnson Sweeney, del Museum, of Modern Art de Nueva York (MOMA) y amigo de Miró; Pasqual Maragall, alcalde de Barcelona y el arquitecto catalán Oriol Bohigas.

Donación o préstamo

"El criterio de selección de los artistas a quienes se pidió obra ha sido que se tratara de grandes creadores del siglo XX o, en el caso de los más jóvenes, que fueran artistas con una estrecha relación con Joan Miró, con Barcelona o con la Fundación Miró", explica Combalía; "en último término, ha sido siempre el patronato internacional el que ha respaldado o denegado las propuestas, además la exposición no está cerrada ni tampoco será la única que se realice en homenaje de Miró". Por el momento, la lista de los artistas contactados y las obras ya donadas o cedidas a largo plazo a la Fundación Miró la forma una pequeña antología del arte del siglo XX, así como un inventario de los amigos que Joan Miró dejó entre las primeras figuras del arte mundial. Están pactadas unas 36 donaciones de obra, de las que algunas ya están formalizadas. Los herederos de Alechinsky y el artista italiano Adami han prometido ceder un cuadro cada uno. Una obra de Balthus se ha conseguido gracias a la cesión de un pequeño óleo de la coleccion particular de Pierre Matisse. El dramaturgo y poeta catalán Joan Brossa ha donado un poema visual titulado Espanya y dedicado a Miró. Del pintor abstracto francés Bissier se recibirán dos acuarelas.El escultor británico Anthony Caro ha donado una pequeña pieza en hierro y la viuda de Marcel Duchamp, Teeny Duchamp, aseguró la donación de una de las boîtes en valise del artista. Otra viuda, la del norteamericano Philip Guston, donó un óleo de 150 X 200 centímetros, titulado Pew II (Zarpa II). Richard Hamilton aporta dos dibujos realizados en colaboracion con David Roth.

Del figurativo Helion, uno de los grandes amigos de Miró, podrá verse una obra, que será primicia en España. Se trata de una gran acuarela realizada en 1978 y titula da Escalade Chapelier. Un pequeño óleo en blanco y negro fechado en 1945 representará la obra de Wifred Lam y ha sido cedido por Pierre Matisse.

El propio Matisse-padre estará representado en la exposición por un dibujo, también de 1945, titulado Cabeza de mujer, que también ha sido donado por su hijo y que es posiblemente una de las piezas mas valiosas de la exposición. Otra pieza de valía es la aportación del norteamericano Motherwell, un raro collage en colores verde, azul y rojo. Otra pieza insólita es un collage sobre fondo pintado, titulado Le Minotaure y fechado en 1943, que recuerda a algunas obras de Max Ernst, pero realizado por Tanguy. Es también donación de Pierre Matisse.

Albert Ràfols Casamada y Antonio Saura, dos de los escasos nombres hispanos representados en la selección, han donado dos obras de gran tamaño. La de Ràfols, titulada El Russinyol, está fechada en 1985, aunque no fue realizada expresamente para el homenaje a Miró.

La familia del fallecido arquitecto Josep Lluís, Sert, íntimo amigo de Miré y autor del edificio de la Fundación, ha donado para la exposición dos dibujos originales de Sert. Richard Serra, por su parte, donó una serie de obra gráfica.

Obras cedidas

Entre las obras que han sido cedidas en depósito o temporalmente hay que citar una realizada por Kandinsky en 1934, titulada Bouts (Puntas) y prestada por la Galería Maeght. También de Maeght son cinco jarrones realizados por Llorens Artigas, más uno cedido en depósito para la exposición por Mariette, la hija del ceramista y estrecho colaborador de Miró. Otras dos importantes aportaciones son las de Max Ernst y Braque. De la viuda de Ernst y también pintora, Dorotea Taming, se ha podido lograr la donación de un bajorrelieve horizontal de tres metros, titulado La pêche au soleil levant. Taming ha donado también una pintura propia. De Braque habrá dos obras posteriores a 1945, pero ambas como préstamos a largo plazo.Un bronce de Giacometti, titulado Femme assise (Mujer sentada) y fechado en 1957, es otra de, las obras prestadas, así como una escultura de Gargallo, Maternidad (1922), cedida por dos años.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 3 de enero de 1986