Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las necesidades de endeudamiento del Estado serán este año de 1,53 billones

Las necesidades de endeudamiento del Estado han ascendido a 1,32 billones de pesetas en los nueve primeros meses del presente año y terminarán el ejercicio en 1,53 billones, cifra inferior en 26.000 millones de pesetas a la prevista en principio, según declaró ayer el gobernador del Banco de España, Mariano Rubio.También en la Comisión de Presupuestos del Congreso de Diputados, y a preguntas de la oposición conservadora, el nuevo director general del Tesoro y Política Financiera, José María García Alonso, reconoció que durante el mandato socialista la deuda pública en circulación ha crecido en casi 6 billones de pesetas. Sin embargo, advirtió que sólo un 40% ha procedido de la Administración central y el resto se ha derivado de aflorar déficit anteriores.

Sometido por varios diputados a numerosas preguntas sobre el coste de la expropiación de Rumasa, que en 1986 empezará a ser claramente afrontada por los Presupuestos del Estado, Mariano Rubio excusó las respuestas concretas en que no iba preparado para ofrecer datos exactos fuera del ámbito presupuestario.

Bravo de Laguna, quien ocupó con UCD la subsecretaría de Presupuestos, se interesó en saber en cuánto se han reducido en los últimos años los beneficios del Banco de España, que son ingresos para el Tesoro, por la expropiación de Rumasa. La contestación fue que "haría falta un cálculo muy elaborado, en función de criterios previos que pueden ser muy diversos".

Entre referencias de Mariano Rubio a que el Banco de España facilita más información que otros bancos centrales, la oposición hizo constar que sus presupuestos son los únicos del sector público que no pasan por las Cortes, y pidió su remisión a la Cámara aludiendo a la Constitución. El gobernador replicó que si la Constitución lo ordenara se habría cumplido.

El Grupo Popular y Bravo de Laguna indicaron que otra vez se iban a debatir los Presupuestos del Estado sin conocer los monetarios. El gobernador se mostró partidario de continuar la desacleración de las disponibilidades líquidas. También dijo que será conveniente esperar a finales de 1986 para decidir el ingreso en el sistema monetario europero.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de octubre de 1985