Un 'test' positivo debe ser confirmado con una segunda prueba

El test que permite detectar la presencia de anticuerpos contra el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA) se viene utilizando de forma aislada en los últimos meses en diversos bancos de sangre y también lo usan diversos organismos que no han informado de ello a la comisión de seguimiento. Sin embargo, los resultados positivos del test deben confirmarse siempre con una segunda prueba para que sean fiables.Entre los centros que han aplicado el test que detecta el SIDA figura la cátedra de Microbiología y Parasitología de la facultad de Medicina de Madrid, que a petición de la inspección sanitaria de Instituciones Penitenciarias aplicó el test a un grupo de presos de una cárcel española.

Más información

Los resultados de esta prueba fueron positivos en el 50% de los voluntarios. Sin embargo, "las pruebas positivas deben ser confirmadas siempre por un segundo test de más dificil acceso, ya que requiere una infraestructura que tienen muy pocos laboratorios en el mundo", asegura José Manuel Echevarría, jefe de la sección de serología del Centro de Virología y Microbiología de Majadahonda, de Madrid, el único centro que realiza esta segunda prueba en España. Agrega que los resultados del sondeo realizado en la cárcel no han sido remitidos a Majadahonda para su confirmación.

Un centro de salud del Ayuntamiento de Madrid, en colaboración con el centro de Majadahonda, aplica también este tipo de pruebas para detectar la posible presencia del SIDA entre la población de riesgo (homosexuales, toxicómanos y prostitutas, fundamentalmente). La muestra de población se tomó al azar entre grupos de riesgo y los resultados indican que existe una alta incidencia de contacto con el virus causante del SIDA, sobre todo entre los homosexuales.

"Este tipo de test se utiliza desde 1978 para comprobar la presencia de anticuerpos de otras enfermedades", afirma Echevarría. "Lo único nuevo es, la utilización del anticuerpo contra el virus del SIDA en la prueba, que no ha podido desarrollarse hasta aislar el virus".

Francia y Estados Unidos lograron hace pocos meses aislar el virus del SIDA prácticamente al mismo tiempo. En Francia lo consiguió el Instituto Pasteur, que bautizó al virus con las siglas LAV. En Estados Unidos, el investigador Robert Gallo le llamó HTLV-3. Aunque no ha podido ser demostrado experimentalmente, los científicos están seguros de que se trata del mismo virus en ambos casos.

En cuanto estuvo aislado el virus se desarrollaron dos tipos de pruebas, patentadas por Francia y Estados Unidos, respectivamente, que, según los especialistas, tienen la misma fiabilidad. En España cinco laboratorios farmacéuticos comercializan los tests.

La prueba que está a la venta consiste en un soporte de bolas de plástico o microplacas de pocillos, recubierto con extracto del antígeno del SIDA, sobre el que se incuba suero del paciente.

Una vez terminada la incubación se lava el soporte para eliminar los componentes del suero que no se hayan unido al antígeno. A continuación se añade un anticuerpo contra la inmunoglobulina G humana, se vuelve a incubar de nuevo y posteriormente se lava. Después, se añade un compuesto químico que en presencia del enzima se transforma en otro coloreado. La muestra donde se haya producido color será positiva.

La segunda prueba, hasta el momento, sólo se puede realizar en el Instituto de Majadahonda. Este centroaplica la inmunofluorescencia indirecta. Se trata de una prueba similar a la anterior pero que utiliza como antígeno unas células infectadas con el virus, que se fijan sobre un portaobjetos de microscopia.

El anticuerpo que se utiliza, en lugar de estar marcado con un enzima lo está con un compuesto químico que, al ser iluminado con luz ultravioleta, produce fluorescencia. Cuando las células brillan con intensidad significa que existen anticuerpos contra el SIDA.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0014, 14 de agosto de 1985.

Lo más visto en...

Top 50