Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El actor José Bódalo será incinerado y enterrado hoy en el cementerio de la Almudena

El actor José Bódalo será incinerado esta mañana, según su deseo, y enterrado en el cementerio de la Almudena de Madrid. El cortejo saldrá de los servicios fúnebres (calle de Salvador de Madariaga), a las 11.30, en dirección al cementerio. A la capilla ardiente del actor, instalada en la noche del miércoles, horas después de su fallecimiento, acudieron numerosos amigos relacionados con el mundo del teatro y el cine: Alfonso del Real, Alvaro de Luna y Lina Morgan, entre otros. Recibieron el pésame su mujer, Alicia Fernández, y sus dos hijas.

MÁS INFORMACIÓN

Varios compañeros que trabajaron con Bódalo coincidieron al señalar su reputación profesional y capacidad de trabajo. Para Adolfo Marsillach, que actuó con él en la película de José Luis Garci Sesión continua, "era una estupenda persona y un actor espléndido, todo sinceridad, intuición y magia. Yo le seguí desde muy joven, y pertenecía a esa rara raza de intérpretes totalmente singulares".El actor José María Rodero tenía con Bódalo "una especie de rivalidad honorable". "Ambos intentábamos hacerlo lo mejor posible", dice. "Una de las causas de su muerte quizá haya sido el exceso de trabajo. Era un estupendo actor y un trabajador infatigable. He actuado con él esporádicamente, pero recuerdo una obra que hicimos para televisión en la que destacó por su labor: Doce hombres sin piedad'.

Carlos Larrañaga y Ana Diosdado trabajaron con el actor fallecido en La gata sobre el tejado de zinc caliente. "Nos parecía", dice Larrañaga, "uno de los mejores del teatro español. Yo mantenía con él en esta obra un diálogo terrible de un cuarto de hora. Cuando salíamos de hacerla, el público se entusiasmaba con su calidad de actor".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 26 de julio de 1985