Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Incertidumbre sobre el paradero del líder de ARDE

"Me han querido matar muchas veces"

"A mí me han querido matar muchas veces, y no sólo los sandinistas. Muchas veces, y todavía lo intentan de cuando en cuando; pero bicho malo nunca muere", dijo Edén Pastora en privado hace tres semanas, en Miami.En casa de un simpatizante suyo, rodeado de algunos amigos y dos periodistas españoles, fianqueado por uno de sus lugartenientes, Popo Charnorro, El Viejo, como le llaman sus guerrilleros, afirmó que sus ayudantes descubrieron varias veces complós para matarle organizados, en algunos casos "por grupos misteriosos que escondían a gente importante". No quiso revelar los detalles, aunque anunció que pronto contaría quién estaba detrás del atentado de La Penca del 30 de mayo de 1984, en el que resultó herido.

"A veces recibimos paquetes bomba", dijo, "y hace apenas un mes uno de mis hombres perdió un brazo al abrir uno. Pero esto es corriente, hay muchos que desean matarme y lo van a seguir intentado. No hace mucho descubrimos que uno de nuestros pilotos era un infiltrado cuyo objetivo era matarme a mí y a alguno de mis hombres".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 25 de julio de 1985