Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:

Música pintada

Música contemporánea.Talleres de arte actual.

Círculo de Bellas Artes, Madrid, 16 de junio.

La unión de las artes no es cosa fácil, y muchos la creen imposible. Deseando al menos acercar entre sí a manifestaciones tan alejadas como la música y la pintura, el Círculo de Bellas Artes de Madrid ha querido simultanearlas.

El medio para ello, laborioso pero acertado: por un lado, contar con los Talleres de Arte Actual, en los que figuras principales de la pintura española van sucediéndose e intentan potenciar nuevos talentos; por otro lado, encargar a jóvenes compositores, también españoles, una obra basada en esos pintores-profesores.

El pasado domingo, el estreno en concierto de las obras encargadas fue parejo a la inauguración de una exposición de cuadros de los alumnos de los Talleres de Arte Actual, que se exhibirá durante varias semanas. Las composiciones no se quedarán sólo en el eco de un estreno, pues su grabación, ya realizada, dará lugar a un disco. En él se manifiesta un esfuerzo ejemplar y múltiple: encargo de obra a nuevos compositores, ensayo, grabación (unas 76 horas para 45 minutos de música), estreno (excelentes instrumentistas unidos en el afán de ofrecer música de hoy dirigida expertamente por José Luis Temes) y encargos a los pintores, para incluirlos en el disco cuidadosamente reproducidos.

En cuanto a la música en sí, 14 compositores en total necesitarían un comentario detallado. Limitados a citar rasgos generales, predomina una tendencia a ir ganando ambientes sonoros de difícil calma, a veces estática, y otra tendencia dirigida a una más apreciada acumulación, con frecuencia unida a procedimientos aleatorios. Y entre ellas, tentativas para encontrar un lugar propio, nuevos lenguajes que asuman, terminando posiblemente por abandonarlas, las vanguardias más o menos recientes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 18 de junio de 1985