Descubierta en Almazora una necrópolis de origen árabe

El hallazgo de nueve esqueletos humanos por trabajadores en paro mientras participaban en tareas de construcción de una acequia en la localidad de Almazora (Castellón) podría deberse, a la existencia en ese lugar de una necrópolis musulmana, según se desprende de las investigaciones realizadas por el departamento de Arqueología de la Dirección General del Patrimonio Artístico, de la Consejería de Cultura de la Generalitat valenciana.Los primeros restos humanos fueron descubiertos el pasado 17 de mayo, cuando trabajadores del paro agrícola, contratados gracias a los convenios entre el Inem y la Generalitat y ayuntamientos, para paliar los efectos de las pasadas heladas, arrancaron unos cipreses en la partida de San José, de ese municipio. Desde entonces, la aparición de huesos y piezas de cerámica ha sido constante: el pasado lunes se descubrió la primera formación esquelética completa. En estos momentos, han sido desenterrados nueve esqueletos.

Aunque en un principio los vecinos del pueblo barajaron la posibilidad de que los cuerpos procedieran de algún ajuste de cuentas tras la última guerra civil, esta hipótesis fue descartada tras la aparición de nuevos esqueletos y las primeras investigaciones oficiales.

Éstas, condicionadas por el descubrimiento de una urna funeraria ibera, apuntaron la posibilidad de que se tratara de una necrópolis ibera, hipótesis también descartada por cuanto esta civilización sólo enterraba las cenizas de sus muertos después de incinerarlos.

Las últimas investigaciones realizadas por el departamento de Arqueología de la Generalitat aseguran el origen árabe de los esqueletos, aunque no se han ofrecido datos sobre su cronología.

El hecho de que todos ellos estén orientados hacia la Meca, y los innumerables restos de la presencia árabe en la zona, corroboran esta hipótesis, según la cual los esqueletos pertenecerían a miembros de la alquería árabe de Ben Afelí, que debía encontrarse a pocos kilómetros del actual centro urbano de Almazora.

De cualquier forma, las investigaciones continuarán ya que los restos de cerámica encontrados hasta la fecha no guardan ninguna relación con el posible origen árabe de los esqueletos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 14 de junio de 1985.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50