Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

John Naisbitt propone la vuelta al humanismo para sobrevivir a la era de la información

El sociólogo y empresario norteamericano John Naisbitt, autor del libro Macrotendencias (sobre las características de lo que será la nueva "sociedad de la lnformación"), explicó ayer en Madrid las condiciones de la que, a su juicio, ya es una nueva etapa de la humanidad caracterizada por la invasión de las nuevas tecnologías. Los resultados de su investigación fueron expuestos es la sesión de apertura de la Primera Reunión Anual de Prospectiva, organizada por la Fundación para el Desarrollo de la Función Social de las Comunicaciones (Fundesco). Naisbitt propuso entre sus tesis la vuelta al humanismo para sobrevivir a la nueva era.

Naisbitt, considerado como uno de los "profetas de las nuevas tecnologías" expuso los resultados de su trabajo de prospectiva realizado sobre el análisis de contenido de 300 periódicos diarios de todo el territorio de Estados Unidos, dando por supuesto que lo que los periódicos informan responde a la realidad de lo que pasa. Este tipo de estudios los aplicará pronto a otros países, entre ellos a España.El sociólogo norteamericano llega a la conclusión general de que se está generando una nueva sociedad, mejor que la sociedad industrial, en la que, gracias a las tecnologías de la informática y a las llamadas altas tecnologías, se producirá, entre otras consecuencias, más participación individual de los ciudadanos y unas relaciones económicas más descentralizadas.

John Naisbitt se proclama, sin embargo, contra el determinismo de las nuevas tecnologías. "El hecho de que existen nuevas tecnologías no quiere decir que vayan a implantarse obligatoriamente. Sus aplicaciones no son inevitables, porque ante todo hay que contar con el factor humano". Quizás por todo esto Naisbitt propone una vuelta a la concepción y a la práctica humanista de las cosas sobre todo en materia de educación. "Tenemos que aprender a aprender, no sólo a acumular datos, sino también a crear, a pensar".

Una nueva economía

El autor norteamericano es radical en la visión de una nueva economía "descentralizada y alejada cada vez más de la intervención de los Gobiernos centrales. Sin embargo no explica de modo convincente -por lo menos para algunos de los participantes en la jornada- de qué forma se registra en la práctica esa economía individual y descentralizada cuando asistimos a un relanza miento de las multinacionales.Pronostica Naisbitt la desaparición en los Estados Unidos de la afiliación sindical y de los sindicatos y añade, cuando se le fuerza a que diga esto mismo sobre los sindicatos europeos, que podrían tener un resquicio de salvación si redefinieran su función.

Tampoco aporta John Naisbitt una explicación concluyente sobre el aumento del paro que se produce coincidiendo con el comienzo de esta nueva era de la información.

Sus estudios tampoco se extienden a la progresiva militarización de los grandes bloques mediante la utilización restringida de las altas tecnologías. "No tengo mucha fe en las grandes potencias", dice, "creo más en el comercio y en las interrelaciones económicas que son el mejor camino hacia la paz".

Sobre España dice Naisbitt que vive un momento histórico por lo que puede aportar a la CEE". "España podría ser un buen asentamiento para las empresas de la información porque no se valoran las infraestructuras industriales sino la calidad de vida y las cualidades para el ocio".

En la reunión, que será clausurada esta tarde, participan también como ponentes, Ángel Luis Gonzalo, presidente de la comisión delegada de Fundesco; Miguel Angel Quintanilla, profesor de Lógica y Filosofía de la Ciencia de la universidad de Salamanca Ricardo Petrella, director del programa de desarrollo tecnológico de la Comisión de las Comunidades Europeas; Joseph N. Pelton, director de Política Estratégica de la Organización Internacional de Telecomunicaciones por Satélite, Intelsat; Wllis Harman, presidente del Instituto de Cie ncias Noéticas de California; Carlos Moya, catedrático de Sociología de la universidad complutense y Emilio Lera, Carlos Tirado, Adolfo Castilla y María Cruz Alonso, todos ellos de Fundesco. En la primera sesión intervino también el ministro de Transportes, Turismo y Comunicaciones, Enrique Barón.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 30 de abril de 1985

Más información

  • El autor de 'Macrotendencias' participa en un congreso de prospectiva