Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
SANIDAD

Se reanudan las ligaduras de trompas en un hospital de la Seguridad Social de Las Palmas

Los médicos del hospital maternoinfantil de Gran Canaria, de la Seguridad Social, reanudarán las esterilizaciones tubáricas (ligaduras de trompas) el próximo lunes, 14 de enero, con total normalidad, después de que el director del centro, Gregorio García Ferris, determinara suprimir temporalmente este tipo de operaciones el pasado 3 de noviembre.García Ferris basó su prohibición en el alto grado de ocupación en el hospital, ya que, a su juicio, si no hubiera adoptado esa decisión terminante, "el establecimiento se habría colapsado". El materno-infantil es el único hospital de Las Palmas donde se realizan estas intervenciones. La operaciones se reanudan ahora porque las pacientes ocupan menos tiempo que antes las camas disponibles.

La supresión de estas operaciones originó una fuerte y dilatada polémica en la provincia de Las Palmas, especialmente en la capital, donde diversas asociaciones y varios partidos políticos expresaron protesta.

Los médicos del hospital, encabezados por el jefe del departamento de tocoginecología y obstetricia, el doctor Rueda, montaron una campaña contra el director del centro. Los médicos, a quienes se unió buena parte del resto del personal del establecimiento, aprovecharon la ocasión no sólo para censurar la decisión adoptada por García Ferris, sino también, para criticar abiertamente los casi dos años que el mismo lleva al frente del centro sanitario. García Ferris devolvió públicamente todas las críticas que médicos y auxiliares del hospital le ofrecieron durante las dos semanas que duró oficialmente el conflicto.

La directora provincial del Instituto Nacional de la Salud (Insalud) de Las Palmas, Ana Alonso -que pertenece, al igual de Ferris, al grupo de salud del Partido Socialista Canario-PSOE, dominado por Izquierda Socialista- se mostró desde el primer momento a favor del director del hospital. Mientras que los apoyos públicos a García Ferris eran constantes, en ningún momento el director del centro recibió el beneplácito de su partido político, ni tan siquiera de los grupos que gobiernan el Ejecutivo autónomo, el cabildo insular de Gran Canaria o el Ayuntamiento de Las Palmas, todos del PSOE.

El Colegio Oficial de Médicos de Las Palmas se manifestó siempre en contra del director del hospital, a quien tachó en más de una ocasión de "poco ético" e "inepto". En este punto es preciso recordar que García Ferris compitió en las últimas elecciones del colegio con su actual presidente, Damián Hernández, para ocupar el cargo de primer mandatario del mismo. Las rencillas y enfrentamientos de ambos parten, por ello, de aquellas fechas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 8 de enero de 1985